Secciones
Síguenos en:
Lustrabotas que aparece en un afiche reclama derechos de autor

Lustrabotas que aparece en un afiche reclama derechos de autor

"Lo único que me molesta es que no que me dijeran para qué era la foto", cuenta Guillermo Marín.

notitle

A Guillermo Marín García, un lustrador de botas de 74 años de edad, no le gustó que su foto se convirtiera en parte de la campaña del Festival Internacional de Teatro de Manizales, el más antiguo en Latinoamérica, y que este año les rinde homenaje a los trabajos de la calle.

Dice que un día, mientras trabajaba a las afueras de la Catedral Basílica de la ciudad –su oficina desde que empezó a cobrar cinco centavos por cada lustrada–, dos jóvenes le preguntaron si podían tomarle una foto y él accedió.

Días más tarde, ese rostro arrugado y de ojos azules que miró con intensidad a la cámara comenzó a aparecer en carteles, vallas, periódicos y páginas web como parte de la publicidad oficial del Festival.

“Yo pensé que eran turistas o algo. Me tomaron fotos, me sentaron en una silla, me pusieron dos espejos a los lados, pero no pensé que era pa’ tanto. Cuando se fueron a ir, me regalaron 20.000 pesos”, contó el hombre.

Mediante un derecho de petición, el abogado Arrinson Riascos solicitó al Festival que le entreguen copia del contrato entre su apoderado y dicha entidad, “si es que lo hay”, dijo. Según indicó Riascos, “el señor Guillermo ni siquiera sabe firmar”. De hecho, para autorizar a Riascos a representarlo como su defensor, Marín lo hizo con su huella digital.

El abogado explicó que cuando unas fotos se publican con un fin científico, de estudio o cultural, no hay problema, “pero aquí se están beneficiando, y además están con engaños”.

EL TIEMPO intentó comunicarse con la agencia encargada de la publicidad del Festival de Teatro, pero no obtuvo respuesta.

Al respecto, la presidente del Festival, Elvira Escobar, dijo que cuando se tomó la foto, “el señor estuvo de acuerdo, pero ahora hay una persona interponiéndose. Tenemos un abogado que se está encargando del asunto”.

Escobar aceptó que este es un tema importante, “pero hay otras cosas más importantes, como el éxito que ha tenido el Festival este año”.

“A mí lo único que me molesta es que no me hayan pedido consentimiento ni que me dijeran para qué era la foto”, insistió Marín.

“Yo solo espero que reconozcan el error que cometieron conmigo, porque no me dijeron para qué era”, reiteró el lustrabotas.

Por último, el abogado añadió que “dependiendo de lo que respondan, se tomará la determinación de demandar o no”.

REDACCIÓN MANIZALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.