Secciones
Síguenos en:
Foro del lector

Foro del lector

Justicia, eje de democracia

Señor Director:
Su editorial ‘Eficiencia es igual a confianza’ (4-9-2013) nos hace caer en cuenta de que la democracia funciona si hay justicia basada en el cumplimiento de normas universales, de sentido común, que sostienen una seguridad nacional, cuestionada por cifras alarmantes de gente que toma la ley por mano propia e indicadores de vida que tambalean. Urge no repartir pobreza; mejor, crear valor, como hace 16 años lo hizo la madre Teresa de Calcuta, que ni siquiera era de la India y mostró que hay que trabajar por disminuir la infelicidad como fruto de la pobreza, cifra que nuestro país evade. Es hora de adoptar indicadores de gestión para que no se caiga en el ‘carrusel’ de la injusticia.
Diego Casabianca Escallón

Zúrich y el trabajo sexual

Señor Director:
Un país pequeño donde la base poblacional es la clase media y los empresarios se enfocan en productos intensivos en conocimientos de avanzada puede y tiene el tiempo y la disponibilidad para pensar en soluciones humanas para el complejo asunto de la comercialización de servicios sexuales. Se requieren el desgastado atributo llamado autoridad moral en altas proporciones, fortaleza administrativa, conciencia sociopolítica y mentalidad abierta y libre de prejuicios para emprender la seria tarea de formalizar, higienizar y dignificar el trabajo de los servidores sexuales. El paso dado por Zúrich llena de optimismo para pensar que la especie humana sí es viable, a pesar del oneroso fardo religioso que arrastra desde la prehistoria. Brindo por esta iniciativa, que probablemente llevará al Estado a ser administrador de las debilidades humanas, con tareas pendientes en drogas psicoactivas, juegos de azar y la gama de escapes y adicciones a que acudimos cuando sentimos que la realidad nos supera.
Gilberto Rey Rey

Intolerancia

Señor Director:
Fueron aplazados los exámenes de admisión a la Universidad Nacional de Colombia. Muchas carreteras del país están bloqueadas. En una disputa de vecinos por ruido, uno de ellos resulta muerto. No sé si perdimos, o nunca hemos tenido, capacidad de tolerancia y de hacer reclamos o protestas respetando las ilusiones, el espacio y hasta la vida de los demás: 67.000 aspirantes perjudicados por la protesta de unos; millones de colombianos inmovilizados, en riesgo de desabastecimiento, por las protestas de otros; vidas de compatriotas afectadas o perdidas porque no sabemos negociar, pedir o exigir por vías legítimas y respetuosas del otro. Ni quienes ejercen el poder ni quienes reclaman miran a la comunidad, y esta solo puede escribir. Lástima que en nuestro mundo la palabra escrita no tenga poder.
Gilberto E. Marrugo P.
Profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional

El reto en infraestructura

Señor Director:
Acertado diagnóstico de Juan Martín Caicedo (1-9-2013). Nuestro gasto en infraestructura es ineficiente. La venta de Isagén no contribuirá a resolver nuestra dolorosa realidad. Es mejor que el Gobierno la conserve: ha demostrado ser una empresa estatal eficiente, admirada y que crece en rendimientos. Lo razonable en infraestructura es usar el sistema de concesiones, donde masivamente participen firmas de varios países que apoyen con finanzas, tecnología y procesos más transparentes que nuestro viciado sistema de contratación.
Pablo I. Fernández V.
Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.