Hable del licor con sus hijos sin tapujos

Hable del licor con sus hijos sin tapujos

Más que sermones, es mejor dar ejemplo de un consumo responsable de alcohol.

notitle
03 de septiembre 2013 , 04:04 p.m.

Es un hecho que los jóvenes de hoy tienen una gran presión social para el consumo de alcohol y esto se refleja en una cifra preocupante: el 87 por ciento de menores han tomado alcohol antes de los 17 años.

La influencia de los medios de comunicación, la aprobación social, el fácil acceso y la permisividad son algunos de los factores que los llevan a tomar en cantidades que ocasiones resultan alarmantes.

Las estadísticas muestran, además, que algunas de las conductas irresponsables que afectan la vida de los jóvenes ocurren bajo los efectos del alcohol.

Evitar el abuso del consumo en los adolescentes, enseñándoles a ser responsables con la vida propia y la de los demás, es un proceso que necesita buenos maestros y una inaplazable labor al interior de la familia.

1. No es una tarea fácil pero sí posible. Es cierto que resulta difícil abordar el tema y con frecuencia los adolescentes se muestran resistentes a conversar sobre él . Y como padres, no siempre encontramos qué decir, ni cómo hacerlo. Nos asusta parecer anticuados o no tener los argumentos suficientes para sentar una posición de rechazo frente a un uso indebido o excesivo del alcohol. Pero también es cierto que cuando los padres les comunican mensajes claros a sus hijos, que incluyen información correcta y puntual sin tantos discursos, ellos están dispuestos a escuchar y considerar las razones.

2. En la adolescencia es donde comienza el consumo. Esta es la etapa en la que la mayoría de los jóvenes prueban el alcohol, porque están explorando y confrontando el mundo y quieren conocer distintas formas de interactuar con los demás. La impulsividad, una actitud competitiva, la baja percepción del riesgo, la necesidad de demostrar independencia y superioridad frente a los demás compañeros, son elementos que llevan con frecuencia a los adolescentes a actuar sin medir las consecuencias, exponerse a situaciones peligrosas y extremas, o sobrevalorar su capacidad de conducción y control.

Es importante que los padres consideren estas características propias de la edad para que puedan guiar a sus hijos, no solo con información sobre los efectos del alcohol y las consecuencias de su abuso, sino también con apoyo y orientación para enfrentar los cambios que ocurren en esta etapa.

3. Revisar hábitos y conceptos propios sobre el alcohol. El ejemplo puede ser más determinante en la orientación de los hijos que los discursos. Revisemos nuestro consumo: ¿es moderada o excesivo?; ¿Tomamos por diversión o para manejar las tensiones o el estrés? ¿Tengo problemas serios con el alcohol y los niego?

Un padre que toma constantemente y no mide los efectos , constituye un modelo negativo para sus hijos. Si por el contrario, los padres dan ejemplo de un uso moderado y responsable del alcohol, ofrecen una enseñanza para prevenir el consumo.

4. Generar un ambiente de confianza. Un espacio familiar donde exista comunicación y se establezcan lazos de confianza fuertes, permitirá a los hijos conversar libremente y compartir lo que piensan y sienten.

Identificar qué pasa detrás de un joven que toma

* Los jóvenes toman por muchas razones. Revise las relaciones y el ambiente familiar, el ejemplo que están transmitiendo, el entorno del joven, sus amigos, etc.

* Un joven podrá enfrentarse mejor a las presiones que lo llevan a consumir cuando tiene una autoestima alta y percibe ser querido, goza de reconocimiento y afirmación de su entorno. Para ello es importante fortalecer los vínculos entre padres e hijos, generar ambientes familiares tranquilos y enseñar a nuestros hijos desde pequeños las habilidades para construir su mundo interior y relacionarse con otros.

* Educar para una vida sana tiene que ver con el afecto, la tranquilidad y el reconocimiento que los niños y los jóvenes reciban en la familia. Este bienestar les ayudará a no ver en el trago una salida, a tener planes para el futuro y a reconocer las ventajas que tiene tomar decisiones responsables y maduras.

MARÍA ELENA LÓPEZ
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
SICÓLOGA DE FAMILIA

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.