A la cárcel, señalado de asesinar a vecino en norte de Bogotá

A la cárcel, señalado de asesinar a vecino en norte de Bogotá

Juez consideró que Manotas es un peligro para la sociedad porque actuó de manera desproporcionada.

03 de septiembre 2013 , 11:33 a.m.

David Manotas Char fue enviado a la cárcel, donde permanecerá mientras avanza el proceso. El juez consideró que Manotas es un peligro para la sociedad porque actuó de manera desproporcional ante el reclamo de un vecino que estaba desarmado. El procesado no aceptó los cargos imputados por la Fiscalía.

En la diligencia se conoció que el agresor le propinó cuatro puñaladas a José Francisco Cifuentes, de 39 años. Según se pudo establecer, por la imputación de cargos que realizó la Fiscalía, podría enfrentar una condena de entre 30 y 50 años de cárcel. La diligencia se cumplió una una sala del segundo piso del complejo de Paloquemao. (Lea también: La muerte de José, lanzado al vacío por pedir a vecino bajar volumen)

El presunto agresor, un ingeniero electrónico barranquillero de 39 años, fue capturado a las 2:50 de la madrugada de este lunes, una hora y 50 minutos después de sostener una riña con Cifuentes, quien falleció tras recibir múltiples puñaladas y de ser arrojado desde un tercer piso de un edificio situado en la calle 105 con carrera 17. Manotas Char fue ubicado en la calle 100 con carrera 45 y tenía un cuchillo ensangrentado en uno de los bolsillos de una sudadera. (Momentos de la audiencia de David Manotas Char).

Todo empezó cuando Cifuentes le reclamó a Manotas porque tenía el volumen del equipo de sonido bastante alto.

La versión de Manotas

A cámara de CityTv, el agresor admitió que ha tenido escándalos por problemas por el alcohol y dijo que Cifuentes lo “había regañado” dos días antes para que le bajara el volumen a la música.

Manotas también dijo que Cifuentes entró a su casa que supuestamente lo intentó agredir con un cuchillo de la cocina y que él solo se defendió. “Si no hubiera sido tan fuerte yo lo hubiera atacado una vez o hubiera corrido, pero el tipo me cogió y con mi propia mano me hizo una cortada de 14 puntos”, afirmó.

“Yo nunca lo pude dominar por la fuerza que tenía, hasta que cayó, se levantó y se tiró por la ventana. Yo lo vi ahí caído y salí corriendo porque pensé que más personas de su apartamento podían salir a matarme. Fue legítima defensa, fue exactamente lo que sucedió”, agregó.

De igual manera, el hombre ha admitido varias veces su problema con el alcohol. "Yo sí tengo problemas de alcohol, yo he sido irreverente, nunca he sido agresivo. Les he pedido disculpas, en una ocasión les pagué una multa en símbolo de que quería corregir mis comportamientos".

REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.