Bo, el 'príncipe' corrupto que espera sentencia

Bo, el 'príncipe' corrupto que espera sentencia

Juicio a la figura del Partido Comunista Chino revela cambios que busca el presidente Xi Jinping.

31 de agosto 2013 , 10:30 p.m.

Bo Xilai, uno de los llamados a ser el hombre fuerte de China, espera la sentencia –tras un juicio de cinco días– de un tribunal por acusaciones que van desde malversación de fondos y abuso de poder hasta aceptación de sobornos cuando era el secretario del Partido Comunista y alcalde de la ciudad de Chongqing. También está acusado de mantener relaciones sexuales con varias mujeres y de agresiones físicas contra un excolaborador.

El político enfrentó además un cargo por obstrucción de la justicia, pues intentó bloquear las investigaciones para proteger a su esposa, Gu Kailai, sentenciada a pena de muerte suspendida –en la práctica, cadena perpetua– por el asesinato del empresario británico Neil Heywood.

El juicio, que, como hecho inédito, fue transmitido por la red Weibo –el Twitter chino–, buscaba darle transparencia al peor escándalo político en años en el hermético país y enviar un mensaje al partido y la sociedad de que los actos de corrupción se pagan, así el implicado tenga un alto cargo.

Y es que Bo, de 64 años, era considerado uno de los ‘príncipes’ chinos, con un promisorio futuro político, pues era hijo de Bo Yibo, uno de los ocho líderes históricos del Partido Comunista Chino (PCCh) y fue compañero de Mao Zedong.

Sin embargo, el juicio en el que Bo apenas declaró haber cometido “algunos errores”, pero no aceptó culpabilidad alguna, fue objeto de cuestionamientos a su verdadera transparencia, pues los 19 periodistas autorizados a estar en las audiencias, de 200 inscritos, son del gobierno, y porque en los momentos cruciales del juicio el internet chino fue bloqueado.

El juicio quiere ser usado por China para mostrar su voluntad de lucha contra la corrupción, un esfuerzo que queda en entredicho por la persecución que han sufrido quienes han liderado peticiones de transparencia. En los mismos días en que se celebraba aquel, dos líderes de movimientos ciudadanos contra la corrupción, Guo Feixiong y Xu Zhiyong, eran acusados de “disturbios públicos” tras encabezar llamamientos a que se controlaran las fortunas de los líderes comunistas, no solo las de los que estén procesados.

Gran parte del movimiento a favor de mayor transparencia en las cuentas de los líderes comenzó a finales del año pasado, en coincidencia con el cambio de liderazgo en el PCCh y el ascenso de Xi Jinping a máximo responsable (hay quien opina que con su beneplácito).

En otoño del 2012 se permitió por ello en las redes chinas la publicación de denuncias contra varios líderes (sobre todo locales, y muchas sobre escándalos sexuales), lo que animó movimientos para pedir juego limpio.

Ya desde entonces, editoriales de la prensa oficial advertían que la ola de revelaciones contra líderes amenazaba con repetir los tiempos de la Revolución Cultural (1966-76), en los que las denuncias públicas contra políticos y personalidades, muchas veces falsas, eran frecuentes.

Con Xi, presidente de China desde marzo de este año, esa lucha a pie de calle parece haber finalizado una vez se ha celebrado el decisivo juicio contra Bo, y ahora Beijing prefiere que esta batalla quede íntegramente en manos de las autoridades. Además del juicio citado, otros resultados de la campaña oficial contra la corrupción en el 2013 han sido la condena a cadena perpetua del otrora poderoso ministro de Ferrocarriles, Liu Zhijun, y el inminente juicio contra el viceministro de la Comisión de Reforma y Desarrollo (Economía), Liu Tienan.

REDACCIÓN INTERNACIONAL Con Efe, AFP y Reuters

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.