Escuela 'online' de convivencia amorosa

Escuela 'online' de convivencia amorosa

José Antonio Marina inaugura un curso por Internet que ayuda a reforzar las relaciones de pareja.

notitle
31 de agosto 2013 , 05:30 p.m.

El 50 por ciento de las parejas fracasan, y una de cada tres rupturas se producen tras los periodos vacacionales. Son los datos de las frías estadísticas, tras los que se esconden historias de dolor y sufrimiento, en algunos casos evitables.

Que la mitad de las parejas registradas legalmente se rompan es un porcentaje “escandaloso” para el filósofo, pedagogo y escritor español José Antonio Marina, estudioso de la inteligencia y fundador de la original ‘Escuela de Parejas’, que enseña “a tener relaciones amorosas y familiares satisfactorias”. Se trata de un centro educativo online que el próximo 16 de septiembre inicia su Curso de convivencia amorosa, con clases totalmente virtuales de cuatro meses de duración y cuya matrícula está abierta para todos aquellos “que quieren que su relación funcione bien”.

O lo que es lo mismo, para la mayoría, ya que a tenor de las encuestas que cita Marina, “más del 90 por ciento de la población occidental, sin apenas diferencias entre hombres y mujeres, piensa que para alcanzar la felicidad es necesario tener relaciones amorosas y familiares satisfactorias”.

Y eso es lo que desean, por tanto, para ellos mismos, apunta Marina (Toledo, 1939), quien se pregunta “qué estamos haciendo tan mal para que tantísimas parejas fracasen en su proyecto de vida en común”.

Aprender a amar

“¿Cómo podríamos tener parejas más inteligentes?” fue la pregunta que se hizo Marina y que dio origen a su escuela, en la que los alumnos pueden ir solos, aunque el curso está pensado para dúos. La matrícula (hay 400 inscripciones por convocatoria) cuesta 60 dólares y se gestiona en la web: www.universidaddepadres.es.

El curso se estructura en cuatro módulos ¿Qué pensamos del amor?, La comunicación en pareja, negociación y resolución de conflictos y Nuestro tiempo libre: hacia una vinculación amorosa plena, así como en dos anexos: La sexualidad y La separación.

Cada uno de los módulos tiene una exposición teórica, otra dedicada a estrategias, herramientas y actividades prácticas, así como un “aula de trabajo” en la que los alumnos están en contacto con el profesor y el resto de compañeros de pupitre.

Además, en el campus virtual, los alumnos tienen disponible un test de diagnóstico para evaluar la situación inicial de la pareja, de carácter privado y confidencial. Pueden acceder asimismo a información rigurosa sobre la materia, al asesoramiento de un especialista y a materiales complementarios para reflexionar, ampliar y debatir sobre los contenidos teóricos de los módulos.

El curso va dirigido a aquellas parejas que, pese a las dificultades cotidianas, quieren avanzar juntas y que en su vida amorosa encuentran escollos como el reparto de tareas en el hogar, problemas de comunicación, insatisfacción sexual, enfrentamientos por diferentes visiones sobre la educación de los hijos o el grado de autonomía, así como baja capacidad para resolver conflictos.

Que una pareja funcione es importante, no solo para sus miembros (“se juegan la vida en ello”, apunta Marina), sino también para sus hijos, cuando los hay.

“Está científicamente confirmado –dice el prestigioso pensador– que el concepto que el niño tiene sobre sí mismo, su autoestima, la capacidad de sentir emociones positivas o de enfrentarse a problemas están muy influidos por la calidad de las relaciones parentales”.

Para consolidar una relación sobre bases sólidas, “nada mejor que adherirse a un nuevo discurso amoroso más equilibrado, anclado en la comunicación, el compromiso, la complicidad, la conexión emocional, la protección y el bienestar”, afirma Marina. Se trata, según el experto, de construir con el paso del tiempo una relación de “apego profundo” y una “convivencia amorosa feliz”, tras el seísmo del enamoramiento, cuya exaltación por la literatura, el cine o la música no prepara a las parejas para hacer frente a las decepciones, frustraciones y fricciones.

“Cuando una relación se hace trizas y nada puede pegar los pedazos rotos, lo mejor es ser valiente y ponerle fin de buenas maneras, y mucho más si hay niños”, recomienda Marina.

Conocimientos, técnicas, reflexiones y experiencias para mejorar las posibilidades de alcanzar una relación positiva que pueden encontrarse de forma teórica en el libro Escuela de Parejas, y también práctica en el novedoso curso online de convivencia amorosa, con dos convocatorias al año.

La segunda está prevista para el 15 de enero y el plazo para esa se abre el 1°. de octubre, hasta agotar plazas.

EFE REPORTAJES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.