Experto en procesos de transformación productiva visitará Cartagena

Experto en procesos de transformación productiva visitará Cartagena

EL TIEMPO habló con Jaehak Lee, quien se desempeña además como asesor de las empresas LG y Samsung.

notitle
28 de agosto 2013 , 10:22 p.m.

Sobre cómo es posible lograr la transformación productiva del país hablará el director del Instituto de Estudios atinoamericanos de la Universidad de Corea, Jaehak Lee, en el Congreso de Confecámaras la próxima semana en Cartagena.

El mensaje de Jaehak Lee, director del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Corea, es franco y directo porque considera que solo la apertura de los mercados de los países a las importaciones hace competitivas las compañías locales.

También considera que la economía debe enfocarse por casi una década en pocos sectores en los que puede ser competitiva para luego entrar a otra fase donde se deben analizar otras actividades como eje. Igualmente, considera que el apoyo estatal solo debe ser para empresas que sean innovadoras y usen la tecnología como parte fundamental del negocio.

¿Cuál es el motivo de su visita al país?

Los coreanos siempre estamos dispuestos a colaborar con los países que nos lo piden o los que ayudaron en la guerra de Corea; eso no tiene precio. Éramos después de la guerra uno de los países más pobres del mundo, con un PIB per cápita de 68 dólares, pero gracias a la ayuda de naciones como Colombia pudimos salir adelante y hemos podido desarrollar nuestra economía. Sin ayuda como la de ustedes no hubiera sido posible, y siempre estamos dispuestos a compartir nuestra experiencias, y a que Colombia consolide su desarrollo.

¿Además de la cooperación internacional, qué otros secretos tiene el gran salto económico de Corea?

No hay ningún secreto. Lo hemos logrado con recurso humano porque tenemos pocos recursos naturales. También, con un fortalecimiento de la mano de obra y alianzas público privadas.

¿Cómo se fortaleció el recurso humano?

Con varios ingredientes, pero destaco la educación y la innovación. También en los 60, el gobierno inició una política industrial selectiva. La transformación productiva selectiva es enfocarse en pocos sectores, y como teníamos recursos naturales limitados, nos concentramos en aquellos sectores que creíamos que podían ser más competitivos. Esa es la esencia del desarrollo productivo de Corea.

Entonces no se puede ser exitoso en muchos sectores a la vez...

De acuerdo. Primero, Corea escogió la industria ligera; en los 70, aquellas que representaban mano de obra más competitiva, y luego se centralizó en la industria química e industria pesada, como el acero, los astilleros, metales, maquinaria y el petróleo. En los comienzos de los años 80 se empezó a trabajar fuerte para fortalecer la producción de vehículos y semiconductores.

Tras la crisis económica, en 1997, nos enfocamos en la tecnología de la información y la biotecnología. Entonces, en cada época el gobierno se enfocó en unos sectores, pero siempre siguió la misma política industrial, independiente del que estuviera de turno.

¿La etapa de transformación productiva de un sector puede tener una duración de casi una década?

Sí, eso dura, dependiendo de cuál sea el presente de dicho sector. Pero ante todo, debe tener como requisito que cada gobierno continúe la misma política industrial, independiente de los intereses políticos. En los 60, la economía coreana se basó en el acompañamiento estatal al sector privado, a las empresas. Así nacieron grandes conglomerados como LG, Samsung y Hyundai.

¿Sin alianzas público privadas es imposible hacer transformación productiva?

Sí, y con el control gubernamental de los recursos financieros se decidió qué empresas debían recibir ayuda de los bancos y acompañamiento del banco central.

¿Qué pasó con sectores que no podían hacer transformación productiva?

Primero se conformó la alianza piramidal entre empresas privadas, el Estado y la banca. También se recurrió a la industrialización financiera, a través de la deuda. Entonces, las grandes empresas siempre tuvieron altos niveles endeudamiento y hubo fuerte concentración de los créditos bancarios.

Sin embargo, ese tipo de economía fue muy vulnerable en medio de una recesión y de la baja demanda externa que, sumadas al gran endeudamiento, causaron la crisis financiera de 1997 en Asia.

¿Por qué solo entonces se pensó en mercados externos?

Porque todo es como una espuma que crece y solo se mira cuando explota. Sin embargo, cuando la situación se normaliza solo las empresas preparadas, con tecnología, salen adelante. Muchas compañías simplemente desaparecieron porque no tenían eso.

¿La pérdida de participación de la industria en el PIB es normal en un proceso fuerte de apertura económica?

Colombia está pasando una etapa similar a la que tuvimos hace años porque en los últimos seis o siete años ha doblado su ingreso per cápita promedio. Eso incluye aumento en los sueldos de los obreros. Por tanto se afecta la competitividad frente a otros países si no se aumenta la productividad.

¿Entonces se dificulta la transformación productiva cuando hay ingreso per cápita más alto?

Creo que nuestra experiencia después de la crisis financiera nos muestra que desaparecieron grandes vínculos de las empresas con la banca, se redujo la deuda y de esa manera las empresas empezaron a tener más competitividad en el mercado global. También el país empezó a importar más y las empresas no pudieron competir con los productos extranjeros en el mercado coreano; simplemente desaparecieron.

Así se fortalecieron empresas como Hyundai y Samsung y otras que no tenían capacidad de innovar y las que no invirtieron en investigación y tecnología desaparecieron. Entonces inversión, desarrollo e innovación tecnológica han sido básicos en la economía coreana.

Además de los elementos que cita, ¿qué otros requiere Colombia para hacer transformación productiva?

Primero, la educación de los obreros. Y le pongo un ejemplo: si una empresa coreana quisiera instalarse en Colombia, lo primero que buscaría es que haya proveedores locales y si existe mano de obra de alta calidad. Luego mira si hay mercado. No se debe tener miedo a abrir el mercado, porque solo así se conoce la capacidad de innovar y el éxito de las compañías. Es importante abrir los mercados y competir con las empresas globales. Los gobiernos deben ayudar a las empresas que estén en capacidad de innovar, no a las que no lo son.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.