'Necesitamos unidad frente a fallo de La Haya': María Ángela Holguín

'Necesitamos unidad frente a fallo de La Haya': María Ángela Holguín

La Canciller llama a no caer en el 'juego' de Nicaragua, que desinforma sobre zona del diferendo.

notitle
24 de agosto 2013 , 03:22 p.m.

Hacerle frente al fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre la delimitación marítima con Nicaragua es, sin duda, la situación más difícil que el país ha enfrentado en muchas décadas en materia de política exterior.

No está de más recordar que el actual Gobierno ha debido afrontar el fallo adverso de un proceso que tomó once años. En 2007 la Corte reconoció la soberanía colombiana sobre San Andrés y Providencia, pero en su decisión expresó además que el meridiano 82 no era el límite marítimo y que entraría a definirlo. Los colombianos no nos dimos cuenta entonces de la gravedad de la decisión: nos impondrían un límite marítimo.

Desde que se conoció el fallo, puedo asegurarle al país que esta ha sido una prioridad absoluta para el Gobierno Nacional. Por lo tanto deseo hacer algunas precisiones y reiterar algunas ideas que los colombianos, hoy más que nunca, debemos tener presentes.

Debo enfatizar que no se van a tomar decisiones precipitadas y mucho menos dar declaraciones sin medir cada una de las palabras que se pronuncien. La contraparte utiliza todas y cada una de las frases que salen de nosotros. Estamos hablando de un complejo tema jurídico; de la defensa de los derechos de los pobladores; de la promoción del desarrollo y la sostenibilidad ambiental; de la integridad del archipiélago y del entendimiento con aquellos países respetuosos de las reglas de convivencia internacional.

Se oyen voces de algunos columnistas, seguramente preocupados, pero mal informados, que expresan que el gobierno Santos ha debido renunciar antes del fallo a la jurisdicción de La Haya para resolver la situación. La respuesta es muy clara: por la vía del Pacto de Bogotá, y una vez iniciado el proceso (llevaba nueve años), la jurisdicción de la Corte era mandatoria para Colombia. Renunciar a esta, en medio del litigio, sería como retirarse de un partido de fútbol poco antes de acabar, desconociendo al árbitro. Pierde quien se retira. La Corte habría seguido el proceso, con la diferencia de que Colombia no habría tenido siquiera la posibilidad de defenderse.

Hecha esta aclaración, creo que en esta coyuntura es fundamental el papel de los medios de comunicación y de los analistas. Es importante unirnos en este momento en torno a esta defensa. Sería muy positivo, como se ve en otros países, que estas causas unan y fortalezcan la posición del país.

Las eventuales concesiones petroleras por parte de Nicaragua han generado mucha desinformación. Nicaragua ha otorgado concesiones al occidente del meridiano 82, desde hace ya varios años. Sin embargo, varios medios siguen cayendo en el juego de ese país, que insiste en afirmar lo contrario. El Ministro de Minas y Energía de Nicaragua aclaró que las concesiones eran en aguas de ese país. También vemos información en torno a que la Armada no está en la zona; los barcos de nuestra Armada patrullan la zona para garantizar los derechos de pesca de los pobladores del archipiélago y mantener la jurisdicción que ejercemos allí.

Desde el inicio de este gobierno se ha actuado con prudencia, responsabilidad y seriedad. Se siguió la tradicional política exterior de Estado. Se decidió mantener la estrategia que nuestros predecesores habían diseñado y continuar con el equipo conformado casi una década atrás para defender los intereses patrios. No quisiera ni pensar, si hubiéramos cambiado algo, cómo nos estarían culpando.

Muchos colombianos preocupados y angustiados nos han dado sus opiniones, sus interpretaciones y posibles soluciones. Hemos escuchado todas las voces, y todas ellas las hemos trasmitido a los abogados para su estudio jurídico.

Tenemos muy claro que es necesario defender la integridad del archipiélago, los derechos de pesca de los pobladores locales –tal como los han ejercido por múltiples generaciones– y la reserva de biosfera Seaflower, que la Unesco definió en 2005. Pero también tenemos claro que es necesario actuar con precisión y gran responsabilidad, sin la ligereza y falta de rigor jurídico con la que algunos opinan.

El presidente Santos anunciará, en el curso de los próximos días, las decisiones que el Gobierno ha tomado. Lo anterior, tras un juicioso proceso en el cual se ha escuchado a un amplio grupo de expertos nacionales y extranjeros de diversas especialidades. El Gobierno tiene como prioridad proteger los derechos de los colombianos y hacer respetar la Constitución.

Nos tocó la parte más difícil de este proceso: hacerle frente a un fallo desafortunado y de difícil implementación. Seguiremos sin descanso promoviendo el desarrollo y la prosperidad del archipiélago y el bienestar de sus pobladores, así como defendiendo los distintos derechos que ejercemos en el mar.

La defensa de los derechos de los colombianos es un tema que debe estar por encima de las diferencias políticas, personales y sociales. Unidad es lo que necesitamos para hacer frente al fallo de La Haya.

MARÍA ÁNGELA HOLGUÍN
Para EL TIEMPO
Ministra de Relaciones Exteriores

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.