Paro agrario deja millonarias pérdidas

Paro agrario deja millonarias pérdidas

Diariamente se malgastan alrededor de 700 millones de pesos.

notitle
21 de agosto 2013 , 04:45 p.m.

Una tractomula y un camión incinerados, decenas de vehículos averiados, entre ellos una ambulancia, y millonarias pérdidas para los industriales deja el paro agrario en sus primeros tres días.

La tractomula, propiedad de Benedicto Infante, había descargado material en Tibitó y en Ventaquemada los manifestantes obligaron al conductor a descender del automotor al que luego le prendieron fuego. La misma situación se registró luego con un camión.

Como si esto fuera poco, ayer mismo, en la vía entre Ventaquemada y Tunja una ambulancia fue blanco de los manifestantes.

“La ambulancia salió de Saludcoop Tunja a dejar un paciente en Bogotá y de regreso quedó en un trancón en el que no había Policía. Salieron los manifestantes, agredieron al enfermero, cogieron a piedra la ambulancia y hurtaron unos equipos”, manifestó Julián Triana, gerente de la empresa Emergencias en Salud.

La situación, que pareciera empeorar con el paso de los días, también deja como saldo el daño en la carrocería de 35 buses del servicio Los Libertadores (de Coflonorte) y en decenas de carros particulares a los que les han sido quebrados sus vidrios, sumidas sus latas y pinchadas sus llantas.

Aproximadamente 700 millones de pesos diarios está perdiendo Coflonorte. Es decir que tras tres días de paro la empresa acumula pérdidas por más de 2.000 millones de pesos.
Édgar Godoy, gerente, aseguró que todavía no han hecho el avalúo de los daños que han sufrido los automotores.
Adicionalmente, en municipios lecheros como Oicatá, San Miguel de Sema y Belén, los productores empiezan a sentir el rigor del paro: ayer en Oicatá fueron regalados cuatro mil litros del líquido; en Belén hay represados 30 mil litros y en San Miguel de Sema, 20 mil litros. La situación también golpea a los industriales. Jairo Acevedo, gerente de Tractec, deberá enviar a vacaciones obligatorias a 95 trabajadores, pues la materia prima para sus productos se encuentra en puerto y la maquinaria que está lista para entregar no ha podido ser despachada.

“Tenemos para entregar 20 equipos para transporte de crudo, ceniza y contenedores que frenan todo el proceso de fabricación, pero también estamos esperando 60 toneladas de materia prima que está en el puerto y no la han podido enviar”, comentó.

BOYACÁ SIETE DÍAS

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.