Secciones
Síguenos en:
Una cuestión de vida o muerte

Una cuestión de vida o muerte

notitle

En el debate suscitado por el despertar de la indignación ante el fenómeno de accidentalidad vial asociado con el abuso del alcohol se han hecho públicas muy distintas posiciones, incluyendo los insólitos y desafortunados pronunciamientos del Fiscal General que señalan que castigar penalmente a los culpables no representa solución alguna. También se destaca la preocupación de algunos parlamentarios por la inhabilidad para ocupar cargos públicos que se derivaría de tipificar como delito el hecho de conducir ebrios.

Como complemento a esta discusión, vale la pena citar referencias internacionales dado que este es un debate que nos llega de forma tardía. En todos los países que pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (de la que aspiramos a ser parte) se considera una falta grave conducir bajo los efectos del alcohol y un muy severo agravante en el caso de generarse un accidente vial. En estos países, las penas dependen del nivel de alcohol presente en la sangre, así como de la reincidencia en la conducta y pueden incluir sanciones monetarias equivalentes a varios miles de dólares, servicios comunitarios, privación de la libertad por días, meses e incluso años y cancelación temporal o definitiva de la licencia de conducción.

Los límites máximos permitidos varían levemente entre países, pero en general se considera que una dosis de alcohol que supere 0,05 por ciento (gramos de alcohol por volumen de sangre) es suficiente para incapacitar a una persona para manejar de forma responsable. Otra práctica común es contar con límites más exigentes para conductores jóvenes, así como para operarios de vehículos de servicio público.

La evidencia científica indica que la cantidad de alcohol antes mencionada, que puede alcanzarse con tan solo unas cuantas cervezas, duplica la probabilidad de que una persona se vea involucrada en un accidente. Una concentración de 0,10 por ciento, que puede alcanzarse con unos 4 tragos de aguardiente, hace que la probabilidad de un accidente se multiplique por 10, debido, entre otros, a la reducción de la capacidad de juzgar las distancias a los objetos circundantes, la reducida sensibilidad a la luz roja y la pérdida en visión periférica.

Otro mecanismo de comando y control típico en las sociedades desarrolladas, que no ha sido posible implementar en Colombia, tiene que ver con el uso de la licencia por puntos. En dicho esquema, cada vez que un conductor comete una infracción (no solo para el caso del exceso de alcohol), además del pago de un comparendo se genera una disminución en el número de puntos asignados al otorgarle el pase. Una vez consumidos dichos puntos, la persona es objeto de una cancelación temporal o definitiva de su licencia de conducción.

El esquema logra un mecanismo de gradualidad de la sanción (no todas las infracciones son objeto de disminución de puntos y no todas las disminuciones son de la misma cuantía) mientras genera una estrategia efectiva para corregir en la práctica las conocidas falencias de las escuelas de conducción. Más allá del debate de manejar y consumir alcohol, basta transitar por cualquier avenida importante de cualquier centro urbano del país o por cualquier carretera para notar que una fracción significativa de los conductores de todo tipo de vehículos conduce de forma contraria a lo establecido en las mínimas normas de seguridad vial.

La licencia por puntos no es la única solución que necesitamos, pero sí representaría un importante avance para que los colombianos entendamos que conducir no es un derecho sino un privilegio que debemos aprender a administrar.

Eduardo Behrentz
@behrentz

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.