Por desaseo, los buitres se toman parque de Suba

Por desaseo, los buitres se toman parque de Suba

Se deleitan con la basura, pasan al lado de los niños, y nadie se le mide a espantarlos.

notitle
13 de agosto 2013 , 04:12 p.m.

Desde antes de las 7 de la mañana, y sin falta, decenas de buitres (también conocidos como gallinazos o chulos) arriban a un parque del barrio Lombardía (Suba) para darse un banquete con los desechos que allí reposan.

Lo hacen los martes, jueves y domingos, días en que el camión de la basura hace sus recorridos por el sector.

Se les ve por doquier, caminando torpemente por el pasto, subidos en algunos postes o viviendas, escarbando en los desperdicios y hasta peleándose los residuos entre ellos o con perros callejeros.

También se observan junto a cientos de personas, que incluso pasan indiferentes por su lado. Muchos de los transeúntes que tienen como paso obligado este parque (carrera 109 entre calles 145 y 142) son padres que llevan de la mano o en coches a sus pequeños hijos, pues alrededor de allí funcionan tres colegios y siete jardines infantiles.

Algunos de los residentes aseguran no tenerles miedo a sus nuevos ‘vecinos’ porque en el transcurso de estos años se acostumbraron a su visita. Hay quienes señalan que el problema empezó hace tres años, otros dicen que lleva menos tiempo y otros atinan a decir que desde hace seis años comenzaron a ver los primeros gallinazos.

Sin embargo, a todos les preocupa el hecho de que el arribo de las aves carroñeras se agudizó en el último año, por lo que claman, a gritos, una solución.

Olga Acosta, tendera del sector, asegura que ha llegado a ver hasta cien chulos en el parque. “Estamos cansados con ese ‘chulero’, un amanecer negro es lo que vemos aquí. Aunque el camión pasa los días que es y dura hasta media hora recogiendo la basura, el parque permanece sucio ”, explicó Acosta.

Según Jaime Jiménez, presidente de la junta de acción comunal (JAC) de Lombardía, el problema radica en que la mayoría de bolsas de la basura contienen desechos de comida de restaurantes, huesos y alimentos crudos que provienen de expendios de carne o pollo que funcionan en la avenida Ciudad de Cali.

“Este parque era un símbolo de Suba porque es uno de los más grandes; en dos ocasiones se realizó el Festiparque, en el que se hacían varias actividades para niños y adultos. Ahora es un basurero”, lamentó Javier Puentes, coordinador del colegio Lombardía, una de las instituciones afectadas.

El día más crítico, según los vecinos, es el domingo, ya que algunas de las bolsas las dejan desde el viernes.

“La gente saca la basura tres días antes, por lo que un día que debía ser para compartir en familia no se puede ni salir al parque”, expresaron.

VANESA CASTRO
Mi Zona EL TIEMPO

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.