En Londres, crece la moda de empezar el día 'rumbeando'

En Londres, crece la moda de empezar el día 'rumbeando'

La fiesta empieza a las 6:30 a.m. con café, cruasán y jugos de frutas.

notitle
10 de agosto 2013 , 11:39 a. m.

Se llega, se baila, se suda, se desayuna y luego, a trabajar. Es el orden del día para quienes asisten a una Morning Glory o mañana gloriosa, cada mes, en Londres.

Esta actividad no funciona como un gimnasio. Tampoco es una discoteca. Ni siquiera es un lugar. Es una idea que está triunfando y que atrae a cientos de profesionales londinenses que buscan empezar el día de una manera saludable.

“Las mañanas son terribles en una ciudad como esta, personas hacinadas en el metro, mirándose con tristeza y sintiéndose peor. Necesitábamos hacer algo”, cuenta Sam Moyo, una de las creadoras de Morning Glory.

“Nos encantan las fiestas, pero tienen un precio: el guayabo y las pocas horas de sueño. Así que decidimos tomar lo bueno y eliminar lo malo, al fin y al cabo los seres humanos hemos nacido para bailar, en nuestra humilde opinión. Muchas personas se levantan y van al gimnasio, pero nosotros pensamos en una manera más agradable de acelerar el corazón y levantar el ánimo”.

Y es así como en una bodega, casi en el centro de Londres, y desde las 6:30 de la mañana, la música empieza a sonar, y ejecutivos, secretarias, profesores o estudiantes llegan para recargar las pilas y bailar como si se tratara del fin del mundo.

“Esta idea es para todos, pero quizás especialmente para las personas que más lo necesitan, que están confinados en sus computadores 10 horas al día”, cuenta Nico Thoemmes, otro de los creadores.

La iniciativa está siendo un éxito también en los medios de comunicación en Europa y en las redes sociales. La idea es simple pero innovadora: un DJ, una tarima, personajes en piyama liderando el baile, un mico de peluche que vuela entre el público cual estrella de rock, masajes gratis pero, eso si, nada de alcohol ni drogas. Solo hay jugos, café, cruasán y energía pura y contagiosa.

“Es increíble, me está llenando de vida”, cuenta, bañado en sudor, Victor Anderson, un investigador ambiental que, con sus más de 50 años, no para de bailar. “Para mí es más conveniente hacer esto por la mañana que por la noche. Ya no voy a fiestas nocturnas”, dice

Cuando decidieron crear Morning Glory, Nico y Sam, pensaron en cambiar el concepto de fiesta. “No solo queremos cambiar las mañanas, sino también la idea de salir a bailar. A menudo las personas dejan de hacerlo cuando forman una familia, consiguen un trabajo exigente o llegan a cierta edad. Queremos cambiar eso pero conscientemente”, afirma Sam.

Ir a una de estas fiestas cuesta 10 libras esterlinas (unos 30.000 pesos), lo mismo que cuesta la entrada a cualquier discoteca. Pero aquí la fiesta, que empieza a las 6:30 a.m., termina a las 10:30. Así que es considerablemente más caro que ir al gimnasio. “Pero es mucho más divertido”, cuenta Adam Music, tenor y profesor de música.

“Estoy feliz, estoy en una fiesta, y no me tengo que preocupar por mi garganta, una de las razones por las que casi nunca salgo por la noche”, dice.

En esta fiesta no hace falta estar elegante. La gente va hasta en piyama. El desenfado es una de las claves para disfrutar del baile. Cuando la música termina cada cual vuelve a su mundo, la corbata, los tacones, la compostura, pero con una actitud diferente. Si alguna vez visita Londres y ve a alguien sonriendo en el metro, probablemente tuvo una mañana gloriosa.

Pura alegría
Una experiencia única

En la web de Morning Glory, sus fundadores describen la actividad como una experiencia de baile de inmersión por la mañana para aquellos que se atreven a comenzar el día con estilo.

“Estamos en la misión de agitar su alma sin volcarse a las discotecas y transformar los miércoles por la mañana en algo verdaderamente notable”, cuentan.

La acogida ha sido tanta, que hasta la BBC de Londres señala que esta idea de comenzar el día con “delirio, masajes y batidos en una fiesta de disco sin drogas y el alcohol está cogiendo auge en el Reino Unido”.

Quienes asisten cada mes a la cita que publican los organizadores en su web, www.morningglorylondon.co.uk, o en Facebook, afirman que están más vitales para ir a trabajar, pese al esfuerzo físico. Señalan que se cansan, pero viven el día laboral más relajados

Hay quienes incluso, siguiendo el espíritu de los organizadores, van en ropa de dormir y deportiva, pero al final de la fiesta los tenis terminan amontonados en un rincón. Bailar descalzo es danzar, dicen, y muchos lo hacen como poseídos, sin pensar en la vergüenza o el ‘oso’ que lleguen a protagonizar en la nueva fiesta de Londres.

DIANA FISGATIVA
Para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.