Representante Iván Cepeda pide aclarar asesinato de su primo en Cali

Representante Iván Cepeda pide aclarar asesinato de su primo en Cali

Según la Policía, se resistió a una requisa, portaba un arma y panfletos de los 'Rastrojos'.

notitle
08 de agosto 2013 , 04:18 p. m.

El representante a la Cámara Iván Cepeda exigió en la mañana de este viernes investigaciones que permitan esclarecer la muerte de un primo suyo, identificado como Francisco Javier Ocampo, quien fue asesinado en la ciudad de Cali.

Ocampo murió en un confuso incidente en el que también perdió la vida el policía Olmes Oliverio Blanco Barrera, de 34 años, ocho de ellos en la institución.

El informe de la Policía de Cali reportó que en un operativo en la madrugada del domingo murió el patrullero, junto a un hombre que se habría resistido a una requisa y que portaba una pistola 9 milímetros y panfletos de ‘los Rastrojos’. Esa persona fue identificada como Javier Ocampo.

En cuatro puntos, expuestos en su cuenta personal en Twitter, Cepeda le exigió a la Policía investigaciones por el hallazgo de panfletos de ‘Rastrojos’ en su poder y las circunstancias en las que se presentó la muerte de su familiar.

“Policía dice que a mi primo Francisco Javier le encontraron un maletín con panfletos de 'Rastrojos'. Él fue hombre de izquierda y de paz”, dijo y agregó: “Mi primo Francisco Javier proviene de familia atacada por paramilitares. Inconcebible tesis de la Policía de que pertenecía a esos grupos”.

Familiares del hombre señalan que Ocampo, con un hijo y un amigo, salieron a trotar pero en el camino los interceptaron asaltantes.

Los tres corrieron en distintas direcciones. Los jóvenes regresaron asustados a la casa y esperaron toda la mañana a Ocampo, quien apareció muerto horas más tarde.

Sostienen que el profesor, de 51 años, nunca se relacionó con delitos. “Jamás empuñó armas, solo libros”, dijo César Silva, un allegado.

El miércoles, el arzobispo de Cali, Darío de Jesús Monsalve, pidió “completa claridad”. “Es apremiante la verdad en estas muertes”, dijo.

Por su parte, estudiantes y docentes de los colegios Santa Librada y Antonio José Camacho marcharon el jueves por el centro de Cali para pedir que se aclaren las circunstancias de la muerte de Ocampo, quien era profesor y defensor de derechos humanos.

En carteles con imágenes de ‘Pacho’, como le decían al docente, aseguraron que se trataba supuestamente de un “falso positivo”.

Ocampo era apreciado en ambos planteles por las jornadas pedagógicas de conciliación que realizaba para evitar que los estudiantes se citaran para pelear.

REDACCIÓN CALI Y EL TIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.