San Andrés y Providencia

San Andrés y Providencia

notitle
08 de agosto 2013 , 07:51 p.m.

El fallo de La Haya ha hecho necesario y urgente analizar el futuro de las islas. Como punto de partida para hacerlo, existen por lo menos dos perspectivas que compiten entre sí: la que justamente ve a las islas como un paraíso que hay que preservar, y la realidad de su situación cultural, demográfica y social actual.

Indiscutiblemente, las islas poseen una riqueza incalculable que proviene de su ubicación, de su cultura y su historia, de la variedad biológica de su entorno y de la belleza y calidad ambiental de la mayor parte de su territorio y del mar que las rodea.

Pero, al mismo tiempo, existen problemas muy serios que hay que resolver cuanto antes si se desea evitar que la visión de un paraíso en el Caribe se estrelle con la realidad de la precariedad de su sistema de gobierno, sus condiciones sociales y económicas y la creciente intensidad de sus conflictos sociales.

San Andrés y Providencia tienen un nivel de ingreso por habitante superior al del resto del país. Aunque hay mucha pobreza, sobre todo en San Andrés, es mucho más tolerable que en las otras regiones de Colombia, y a pesar de los conflictos existentes y de la ira que ha provocado entre la población la pérdida ocasionada por la Corte de La Haya, existe una envidiable situación de paz, amenazada por el narcotráfico y por los conflictos culturales latentes que no se han resuelto. Pero para poder hacer realidad cualquiera de las visiones paradisiacas del futuro que se discuten hay que entender que existen gigantescos problemas sin resolver.

Las islas tienen muy pocas oportunidades de empleo, un grave problema de servicios públicos, un sistema de salud que no opera adecuadamente y bajos niveles de calidad de la educación. Los profesores del archipiélago formalmente parecen estar mejor calificados que los del continente, pero el desempeño en los exámenes de Estado de los estudiantes en comparación con el resto del país es pobre. Hay muy pocas oportunidades de educación superior en las islas, y el acceso a las universidades nacionales o extranjeras es muy escaso.

El servicio de acueducto en San Andrés tiene una cobertura inferior al 20 por ciento, la mayoría de las fuentes de agua de la isla están contaminadas y no se manejan racionalmente.

El grueso de la población no tiene acceso regular a agua potable. Los hoteles no se conectan a la red del acueducto porque les sale más barato acceder a otras fuentes de calidad no comprobada, y ninguna autoridad local o nacional los obliga a hacerlo, a pesar del problema de salud pública que esto implica.

La energía la provee una empresa a precios muy elevados, que han obligado al Gobierno Nacional a dar un subsidio insostenible a las tarifas. Este cuesta cerca de cincuenta millones de dólares al año, que se le giran al proveedor. Este no tiene, por ello mismo, incentivos para proveer energía más barata. En las islas, el combustible utilizado es diésel, que es el más costoso, y lo importa un socio de la empresa generadora. Si se utilizara gas, el costo de generación podría reducirse posiblemente en 30 por ciento o más.

El servicio de salud también requiere una intervención urgente porque en San Andrés es precario y en Providencia es prácticamente inexistente. La población de las islas es demasiado reducida para sostener con el esquema vigente el sistema de salud que se necesita. Se están desperdiciando recursos que podrían contribuir a sostenerlo enviando pacientes al continente con costos multimillonarios. El Ministro de Salud va hoy a las islas a discutir fórmulas para solventar el problema.

(Continúa en Portafolio y en esta sección la semana entrante.)

Rudolf Hommes
El autor asiste al Gobierno en el diagnóstico y en la generación y discusión de ideas y de soluciones.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.