Secciones
Síguenos en:
El plan que estudia el Gobierno para los conductores borrachos

El plan que estudia el Gobierno para los conductores borrachos

Subir la póliza de seguros y prohibir la prisión domiciliaria, entre los puntos.

notitle

El Gobierno Nacional, en cabeza de la ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, está preparando un proyecto de ley para evitar que los conductores borrachos dejen más víctimas en el país. (Lea también: Se intensifica debate por libertad de conductor que mató a dos mujeres)

La cartera de Justicia evalúa eliminar la casa por cárcel a las personas que ocasionen muertes o graves lesiones por conducir en estado de embriaguez. (Lea también: ¿En qué van las indemnizaciones del caso Salamanca?)

De igual manera, se estudia la posibilidad de sancionar con incrementar el valor de la póliza de seguro para amparar los daños que se pueden causar con el vehículo.

“Esa garantía deberá ser afectada en relación con la persona que haya sido capturada embriagada, de tal manera que cuando compre otro vehículo, la garantía de la responsabilidad se vea incrementada por el antecedente, en la prima de seguro”, señaló la ministra de Justicia.

Otra de las medidas que se evalúan es aplicar la extinción de dominio a los vehículos de conductores borrachos.
El objetivo, explicó Correa, es que el carro pase a alguna entidad de beneficio público o será vendido de manera inmediata con el fin de que los recursos sean destinados a la lucha contra el delito.

“Son medidas que realmente se sienten, son medidas que seguramente van a influenciar a los ciudadanos para que al momento de salir a tomarse unos tragos piensen dos veces antes de conducir un vehículo”, recalcó la ministra Correa.

La Ministra de Justicia agregó que cada una de estas medidas se deben analizar “a la luz de la política criminal coherente y racional. Estamos evaluando todas las posibilidades; presentaremos e impulsaremos las iniciativas que más le convengan al país sobre esta materia”, indicó.

Sobre la decisión de la jueza Carmen Gualteros de dejar libre a Fabio Salamanca, aunque siga vinculado al caso por homicidio doloso, Correa afirmó que “la decisión de llevar o no a la cárcel a los conductores ebrios corresponde a la autonomía del juez al momento de aplicar la ley, teniendo en cuenta la cantidad y calidad de las pruebas que le son puestas a su consideración por parte de la Fiscalía”.

REDACCIÓN ELTIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.