Altillanura; 1,2,3, y la ñapa/ Opinión

Altillanura; 1,2,3, y la ñapa/ Opinión

NELSON AUGUSTO LÓPEZ

24 de julio 2013 , 07:20 p. m.

La región suena más por los escándalos que por sus avances ciertos como potencial de desarrollo. Ayer Carimagua, hoy otros líos de tierras. Veamos.

Uno. El país apenas está redescubriendo la Altillanura. Aún la enfoca con visión andina sin dimensionar el alcance de su potencial, la capacidad real de sus recursos naturales, el tamaño de las unidades productivas, la cosmovisión y cultura de su población y las debilidades institucionales.

Dos. Después del meteorito del Vichada que cayó hace millones de años, a la región le ha caído recientemente un asteroide inversionista y grandes expectativas, contando sólo con su potencial y una precaria infraestructura.

Tres. Urgente la política para su desarrollo, compromiso institucional, recursos según su rol estratégico nacional, resolver el tema tierras, definir zonas de conservación y producción. En síntesis: un modelo de desarrollo para la Altillanura que incluya a su gente.

La ñapa: Los entes regionales públicos, privados y academia a pasar de una gestión reactiva y epistolar a un papel protagónico.

@nalmeta: Los Objetivos del Milenio no son los objetivos de TransMilenio.
*Consultor Desarrollo; nalmeta@yahoo.es

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.