Polarizar y paralizar

Polarizar y paralizar

notitle
05 de julio 2013 , 04:53 p. m.

 NUEVA YORK. Una de las mujeres más populares del último par de semanas en Estados Unidos se llama Wendy Davis. Congresista demócrata por el estado de Texas, Davis habló durante más de 11 horas en la legislatura de Austin, para evitar que fuera aprobada una ley que impone estrictos límites al derecho al aborto. Texas es el segundo estado más populoso del país, y la ley redactada por el bloque republicano prácticamente acaba con el derecho de las mujeres que están en esa jurisdicción a dar por terminado su embarazo, si así lo quieren.
La táctica de la senadora, hablar de manera continua sin hacer pausas para ir al baño o tomar agua, sin derecho a apoyarse en su escritorio y mucho menos a sentarse, la convirtió en una estrella entre la opinión pública progresista. La maratónica jornada de oratoria logró posponer la votación en esa ocasión, pero la triste realidad es que, en los próximos días, cuando la propuesta de ley vuelva a ser sometida a votación en Austin, será aprobada por la mayoría republicana, que domina el senado estatal.
El caso de Texas no es único. En Ohio, escondida entre las páginas del presupuesto local, acaba de ser firmada una nueva legislación, que pone en jaque a las clínicas que ofrecen abortos y obliga a cada mujer que quiera abortar a hacerse un ultrasonido, durante el cual le explicarán en detalle el estado de desarrollo del feto y la educarán sobre las bondades de la adopción. En uno de sus apartes más escandalosos, la ley les prohíbe a los centros médicos que reciben casos de violación sugerir el aborto como posible opción para la víctima.

Es interesante cómo los conservadores en este país insisten en criticar la excesiva intervención del Gobierno en los asuntos privados de los ciudadanos. Se quejan de que el Estado les regula sus negocios, les cobra muchos impuestos y les cuestiona el calibre de los rifles que quieren disparar. Pero, en cambio, les parece bien que el Estado tome las decisiones sobre lo que las mujeres deben hacer con su propio cuerpo. Se la pasan repitiendo que el individuo es soberano, pero lo que quieren decir es que es soberano hasta que su soberanía entra en conflicto con determinadas creencias religiosas. Nota al margen: los gobernadores de los estados que lideran esta nueva ola antiaborto son todos hombres.

El desmonte de libertades como el derecho de las mujeres a decidir si quieren o no seguir adelante con un embarazo –un derecho establecido por la Corte Suprema norteamericana hace más de 40 años– revela dos tendencias.
Primero, que años de crisis económica e incertidumbre están creando un país más conservador de lo que era hace una década. A pesar de avances como el respaldo al matrimonio gay, hoy en día hay menos estadounidenses que se autodefinen como moderados o liberales que los que había antes.

La segunda tendencia es que, ante la ausencia de soluciones de los problemas que realmente preocupan a los votantes, como la salud de la economía, el desempleo y la disfuncionalidad del Estado, los políticos de derecha insisten en recurrir a temas controversiales como el aborto para atraer a un electorado que, si no fuera por eso, estaría ideológicamente muy distanciado.

Ambas tendencias son preocupantes porque ayudan a reforzar la polarización, que está resultando en paralización, y que no ha dejado al presidente Obama mucho margen para administrar ni para producir el gobierno transformador que se había propuesto.

Con la batalla del aborto casi ganada en dos estados emblemáticos, seguramente el conservatismo se enfocará en su nuevo objetivo: hundir la necesaria y largamente esperada reforma migratoria, que acaba de llegar a la Cámara de Representantes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.