Arreglar todas las vías de Bogotá ya cuesta $ 10,5 billones

Arreglar todas las vías de Bogotá ya cuesta $ 10,5 billones

Distrito no tiene los recursos. Solo hay $ 782.091 millones para mantener la malla vial por 4 años.

04 de julio 2013 , 09:25 p. m.

Para que la malla vial de Bogotá quede en buenas condiciones se requiere una inversión de 10,5 billones de pesos, recursos con los que hoy no cuenta el Distrito. Así lo reveló este jueves la directora del IDU, María Fernanda Rojas, al presentar el último estudio sobre el pésimo estado de las vías de la capital del país.

El problema no es de poca monta si se considera que, de los 16.094 kilómetros de vías por carril que hay en Bogotá, el 43 por ciento están en pésimas condiciones y el 19, en regular estado.

“Tenemos un rezago de años y hasta de décadas en esta área”, admitió Rojas.

Del dinero total se necesitan 7,2 billones de pesos para la malla vial local (la de los barrios), 2 billones para las vías intermedias y 1,3 billones para las arteriales.

La meta del gobierno de Gustavo Petro, según el Plan de Desarrollo, es invertir 782.091 millones de pesos, la mayoría de los cuales se destinarán al arreglo de todas las vías y avenidas de la ciudad, que alcanzan para reparar el 31,5 por ciento de la malla vial de toda Bogotá.

Así, el Distrito priorizará las calles por donde pasan los buses del SITP. “Estos vehículos usan 5.637 kilómetros por carril de la capital, y el 31 por ciento de esas vías presenta deterioro”, afirmó la directora del IDU durante el foro ‘Bogotá siempre gana con el SITP’, que tuvo lugar en la Cámara de Comercio.

La radiografía del estado del pavimento en estos corredores hecha por el IDU determinó que el 69 por ciento de las calles por las que pasan estos buses se encuentra en buenas condiciones, el 17 por ciento está regular y el 14 por ciento, en pésimo estado. En el momento hay ocho contratos vigentes para la conservación de la malla vial, por 66.341 millones de pesos. “Buscamos ampliar esos contratos para inyectarles 25.000 millones de pesos adicionales, porque así agilizaríamos las intervenciones”, puntualizó Rojas.

La ‘piedra en el zapato’

Una de las críticas de los usuarios del SITP es que muchos buses circulan vacíos, mientras que a su lado avanzan las viejas rutas. “Esa es la tragedia del sistema: mientras exista esta situación, el ciudadano preferirá la comodidad de los colectivos que paran en cualquier esquina”, anotó Fernando Sanclemente, gerente de TransMilenio.

Hasta el momento se han chatarrizado 1.835 vehículos y se han desmontado 32 rutas. Esto, en contraste con las 88 nuevas rutas implementadas y los 1.374 vehículos que ahora recogen pasajeros por distintos barrios de la ciudad.

No obstante, Sanclemente afirmó que, hasta que no se garantice la cobertura de las rutas, no pueden salir de circulación los ‘buses chimenea’, pues “muchos se quedarían sin el servicio”.

En el foro también participó Mauricio Osses Alzate, experto de Transantiago, la versión chilena del sistema integrado. En el 2007, en Santiago de Chile se puso en marcha el sistema integrado de un día para otro. Esto generó tal confusión que los usuarios terminaron atacando los buses. Por eso, en Bogotá se decidió que el proceso debía tardar 18 meses.

Aun así, Osses considera que las cosas en el Distrito van rápido, tal vez demasiado. “Aprendimos que este es un proceso muy complejo y que debe tomar tiempo. Tal vez Bogotá se haya dado muy poco tiempo para la implementación”, opinó.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.