Secciones
Síguenos en:
Editorial: Egipto, en ebullición

Editorial: Egipto, en ebullición

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de julio 2013 , 06:58 p. m.

Dos años y medio después de que una revuelta popular derrocara al gobierno militar de Hosni Mubarak, otro alzamiento ciudadano amenaza con echar abajo al de su sucesor, Mohamed Morsi, elegido en junio del 2012 para llenar el vacío de la larga dictadura de Mubarak. Esta vez, el objetivo es distinto. Ya no se trata del heredero del autoritarismo uniformado que fundó Gamal Abdel Nasser en 1952, sino de un mandatario que despide un tufillo religioso cada vez más fuerte. En medio, millones de descontentos. En la otra orilla, los militares, que el lunes dieron a Morsi un ultimátum para que responda al clamor de la calle y convoque de inmediato a elecciones.

En esta ocasión, sin embargo, hay un elemento nuevo: los Hermanos Musulmanes, movimiento político islamista que parece decidido a enfrentarse al Ejército y a los manifestantes laicos.

Egipto es, pues, un país dividido en dos, con un poderoso tercero en discordia. Morsi salió elegido con el 51,73 por ciento de los votos, mientras que su rival, el general Ahmed Shafiq, obtuvo 48,27. Un año después, la mitad derrotada muestra los dientes. Y con ella, miles de jóvenes que, aun sin haber alcanzado la edad para depositar la papeleta en las urnas, hoy llenan la emblemática plaza Tahrir y muchas otras de todo el país.

Pasan ya de siete los muertos en las protestas y casi se completan las 48 horas de plazo que dieron los militares a Morsi para resolver la crisis política.

A esta amenaza se suma el ultimátum de la oposición (Rebélate), que anuncia una ola de desobediencia civil a menos que dimita Morsi, quien, en medio de gran expectativa, ayer anunció un llamado a conformar un gobierno de unidad nacional, que iría acompañado de un comité “para enmendar la Constitución” y un llamado a elecciones legislativas. Así, les sale al paso a los militares y a su anunciado “mapa de ruta de medidas apoyadas por la supervisión militar”. Este incluiría suspender la Constitución, disolver el Parlamento y convocar nuevas elecciones que excluyan a grupos religiosos. Dependiendo de los resultados, regresarían a los cuarteles... o no. Egipto, mientras tanto, bulle.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.