Los movimientos del móvil

Los movimientos del móvil

notitle
28 de junio 2013 , 05:36 p.m.

Observadores de la economía se asombran de que hayamos pasado de crecer 6,6 por ciento en el 2011 a 4 por ciento en el 2012 y el 2013. ¿Por qué no se crece todos los años por encima del 5 por ciento?, se preguntan. La economía, como cualquier asunto humano, está sujeta a ciclos. El día es seguido de la noche, el año tiene estaciones, hay períodos de siembra y de cosecha.

Aparte de los ciclos, la globalización presenta desafíos adicionales. Visualice a la economía mundial como un móvil en la habitación de un niño. Solo que en lugar de ocho bolitas sostenidas por sendos equilibrios, imagine cientos de millones de bienes y servicios producidos todos los días en la ceca y vendidos en la meca.

Al mover una bola cualquiera de ese móvil, muchas otras sienten parte de esa perturbación; sus ondulaciones perdurarán hasta que los balances se hayan restablecido. Naturalmente, hay bolas de bolas, y la centralidad de algunas lleva a que perturben casi todo el equilibrio mundial.

Por ejemplo, si Bernanke produce un movimiento brusco, como el de hace pocas semanas, cuando anunció el fin del relajamiento cuantitativo, casi todos los equilibrios se alteran y se traducen en fluctuaciones a lo largo del planeta. Las mismas pueden aun perdurar de doce a dieciocho meses.

Si los europeos no retornan a la estabilidad fiscal y el crecimiento, situación atípica en la que están desde mediados de la década pasada, transmiten desorden, y así sucesivamente. Las bolas centrales del mundo fueron fuente de perturbación del 2007 al 2009, y volvieron a serlo desde marzo del 2012.

Localmente tenemos fuentes propias de alteración. Hace unos dieciocho meses, las familias colombianas tenían la cabeza caliente, y en el Emisor decidimos enfriar su euforia y moderar su endeudamiento, para evitarles dolores de cabeza.

Durante seis años, la bola de la revaluación estuvo desequilibrando nuestras exportaciones, la industria y el agro, y solo ahora inicia su retorno al equilibro. Es una gran corrección que recuperará a sectores claves.

Así las cosas, no debe sorprender que lo que subió mucho en el 2011 se haya moderado entre mediados del 2012 y el presente. Pero ya pasamos la fase descendente del ciclo y ahora comienza de nuevo la ascendente. La pregunta es si las políticas fiscal y monetaria han cumplido o no un papel equilibrador. En pocos episodios de la historia económica colombiana como el actual, ambas políticas han sido correctivas, para contrarrestar perturbaciones externas e internas que habrían podido dar al traste con los ingresos familiares y el desempeño de las empresas.

El Gobierno ha sido guardián del empleo, de manera que se mantenga en ascenso a pesar de las difíciles novedades que han venido de afuera. Hemos mantenido una estabilidad sobresaliente a nivel mundial, con una inevitable merma de aceleración, pero con crecimientos buenos. Preservamos el acceso a la prosperidad para millones de personas que encuentran empleo y cientos de miles de familias que salen de la pobreza.

La filosofía básica no es complicada: ahorrar en los tiempos de vacas gordas para tener con qué amortiguar los golpes en los de vacas flacas. La virtud de los primeros dos años del gobierno Santos fue la prudencia, lección medular de la economía. A ella se ha sumado la templanza en el tercer año, cuando enfrentamos difíciles novedades mundiales.

La calidad de una política económica se mide por su capacidad de filtrar la inmensa turbulencia que viene del mundo y traducirla en estabilidad para que las familias y las empresas puedan prosperar. Con calma y conocimiento, las personas al frente del Gobierno y de la economía han sabido hacerlo y lo seguirán haciendo. Este móvil no es un juego de niños y está siendo manejado con destreza.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.