¿Tenemos Petro para rato?

¿Tenemos Petro para rato?

notitle
27 de junio 2013 , 06:05 p.m.

 El miércoles anunció el gerente de TransMilenio que sacaría la chatarra contaminadora que transita por la carrera 7a. de Bogotá que pretende ser transporte público y pondría a funcionar un sistema único de buses grandes, con paraderos y tarjeta de pago, iguales o similares a los que andan por las calles de todas las ciudades modernas del mundo.
Es la primera vez en muchos años que se anuncia algo sencillo y práctico, que se podría poner a funcionar inmediatamente. Pero el Alcalde intervino y, en forma característica, echó a perder la propuesta. Él no quiere buses normales. Quiere buses eléctricos administrados por la Energía (¿un tranvía, un trolley?) o buses híbridos. Como esos buses son excesivamente costosos y no tiene sentido poner a una empresa que sabe distribuir y generar energía a transportar público, la idea está condenada a fracasar.

Es repetir el error que lo tiene enredado con la Procuraduría. Como Chávez puso a PDVSA a ejercer toda clase de funciones en Venezuela, Petro creyó erróneamente que podía poner al Acueducto a recoger basura. Y no aprende de sus errores porque, después de ese chasco, pensó en exigirle a la Energía que transportara gente.

Es posible que no haya sido ilegal ni contrario a la ética haber importado vehículos en mal estado a la carrera sin mediar licitación o control alguno de los costos para sustituir los carros de recolección de basura de las empresas que tenían la concesión. Pero no se necesita ser perito para entender que haber hecho eso así causó un grave perjuicio económico. La arbitrariedad se traduce en pérdidas patrimoniales.

Todo esto ha redundado en un aumento desproporcionado de la nómina del Acueducto, que tiene probablemente las prestaciones más altas de Colombia, cortesía del Polo. Volvió pública parte de la recolección de basura en Bogotá gastando en la nómina ampliada del sector estatal más de lo que se ahorra por haberles quitado a los contratistas privados estos contratos, sin contar todavía con la rebaja de las tarifas de recolección que anunció el Alcalde.

El incidente de la basura también ha puesto en evidencia que Petro no es el único primíparo ni el único chambón en su equipo. Fueron pasmosas la ineptitud y la falta de sentido práctico y administrativo de los encargados de esa importación y del posterior desfile de volquetas que regaban basura por la ciudad y hacían trabajar a unos recolectores en condiciones inhumanas.

Todavía hoy pagamos por las consecuencias de esta ineptitud cuando caminamos por la 7a. o salimos a la ciclovía a hacerle el quite a la basura y a aspirar CO2 de las busetas, que deberían haber sido sacadas de circulación hace tres alcaldías. Los Tres Chiflados lo hubieran hecho mejor.

En momentos en que la economía se está deteniendo y es indispensable darle un empujón, el Alcalde tiene parada la construcción en Bogotá, mientras trata de forzar al Concejo y a los constructores para meter sus ideas y las de sus asesores en el POT, la mayoría de las cuales son improvisadas.

Por todo esto y mucho más, sería deseable que el Alcalde saliera lo más pronto, antes de acabar a Bogotá, pero no revocado, porque lo reemplazaría, así sea temporalmente, alguien de su movimiento, posiblemente peor. Por eso se alegró mucha gente cuando oyó en CM& a Petro el miércoles pasado diciendo que iba a pedir que convocaran a nuevas elecciones para que la gente lo reeligiera. Por un momento, antes de que cambiara de idea, pareció dispuesto a emular la audacia de Dilma Rousseff, que pasó de ser la razón de la protesta en su país para convertirse en la líder del plebiscito. Petro prefirió seguir imitando a Chávez, volvió a emprenderla contra la revocatoria y a comprar simpatizantes con rebaja de tarifas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.