Centenario de López Michelsen

Centenario de López Michelsen

notitle
27 de junio 2013 , 05:08 p.m.

 

Alfonso López Michelsen nació en Bogotá el 30 de junio de 1913, hijo mayor de Alfonso López Pumarejo, que al momento de nacer su primogénito tenía 27 años y era uno de los cuatro jóvenes más destacados de la generación del Centenario que entraba en la escena política colombiana con visos de ser una generación revolucionaria, como lo fue. López Michelsen, a diferencia de su padre, tuvo un ingreso tardío en el estadio político nacional. Incluso López Pumarejo solía decir que “a Alfonso no le gusta la política, sino los negocios”.

Quienes se atengan a esa apreciación incorrecta que de su hijo tenía el presidente López Pumarejo, difícilmente podrán comprender la personalidad de Alfonso López Michelsen (así mismo presidente) y el porqué de la extraordinaria influencia que ejerció en el país durante casi medio siglo, en que agitó y orientó nuestro quehacer político y se convirtió en el estadista colombiano más respetado y controvertido de la segunda mitad del siglo XX.

Como dije, López Michelsen entró a la política en una edad madura. Tenía 45 años cuando, recién fundado el Frente Nacional como fórmula bipartidista para gobernar el país en los años posteriores a la dictadura del general Rojas Pinilla, fundó el Movimiento Revolucionario Liberal (MRL) para oponerse a lo que de hecho era una dictadura de los dos partidos tradicionales. Pocos como López Michelsen entendieron y advirtieron las consecuencias devastadoras que traería para el país la fórmula del Frente Nacional, que analizó en su libro ‘Colombia en la hora cero’ (Tercer Mundo, 1963, con un prólogo brillante y profético de Indalecio Liévano Aguirre), ensayo político trascendental en la historia colombiana del siglo XX.

Antes de su aparición inesperada en la política, López Michelsen ejerció distintas actividades, ajenas por completo a aquella en que su padre había alcanzado la cima. Fue empresario en su juventud. Manejó con exitosa prudencia trilladoras en Cundinamarca y el Tolima. Por defender los intereses de su esposa en la fábrica Hilados San José (con sede en San José de Suaita, Santander) fue acusado de negocios fraudulentos con las acciones alemanas de la trilladora Handel, cuando en realidad las fraudulentas aquí eran las acusaciones hechas contra el “hijo del Ejecutivo” orquestadas por los otros socios de los Hilados San José. Así lo demostró, en un enconado e inteligente debate en la Cámara, el entonces representante liberal Julio César Turbay Ayala. Los argumentos esgrimidos por el representante Turbay en defensa del hijo del presidente no fueron refutados por los acusadores; pero el eco calumnioso de las acusaciones ha persistido a lo largo del tiempo. “Calumniad, que algo queda”.

Además de empresario, Alfonso López Michelsen fue un intelectual de amplia envergadura. Ensayista y filósofo (‘Introducción al estudio de la Constitución en Colombia’, 1942, ‘La estirpe calvinista de nuestras instituciones’, 1947, ‘Cuestiones colombianas’, 1955), novelista (‘Los elegidos’, 1953) y productor cinematográfico durante su exilio en México, en los años de la dictadura falangista conservadora (1946-1953).

Por sobre todo, López Michelsen fue, en su trabajo intelectual, un profundo analista constitucional. Desde esa faceta aborda su biografía el historiador y académico Benjamín Ardila Duarte, en su excelente investigación ‘El profesor Alfonso López Michelsen: constitucionalista y hombre de Estado’ (Universidad Libre, Facultad de Derecho, y Academia Colombiana de Historia, Bogotá, 2012, 644 páginas). La lectura del apasionante ensayo del doctor Ardila Duarte, que si bien tiene como pivote al “maestro del Derecho Constitucional”, lo examina en todos los aspectos de su vasta y fascinante trayectoria vital (mantuvo activos su cerebro y su cuerpo hasta el penúltimo día de sus 94 años), nos traza un retrato nítido del ilustre pensador colombiano, cuyo centenario natalicio conmemoramos, como el estadista que con mayor acierto se preocupó por llevar a su país, en la teoría y en la práctica, hacia puestos de avanzada en las autopistas del siglo XXI. La indagación histórica y literaria de Benjamín Ardila Duarte no deja resquicios al respecto. Para los historiadores del futuro que quieran ocuparse de una figura que llenó con plenitud medio siglo de nuestra historia, será una fuente de consulta constante y un texto aleccionador y ameno para los lectores en general.

López Michelsen publicó en 1953, en México, su novela ‘Los elegidos’, óptima como literatura, como narrativa de intrigante y hábil trama, y como implacable sátira política. Vale la pena transcribir hoy, en el centenario del autor, lo que sobre ella le escribió Alberto Lleras Camargo, a la sazón secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA):

“Agosto 14, 1953

‘Mi querido Alfonsito:

‘Como estoy haciendo, en este momento, mis preparativos para viajar a Caracas, y de paso para ir hasta Cali a ver a mi mamá, quien cumple 90 años, no quiero irme sin agradecerte, a nombre de Berta y en el mío, tu libro ‘Los elegidos’. Lo leí, como comprenderás, de un tirón. Me pareció admirablemente escrito, pero no estoy en capacidad de juzgarlo como si se tratara de una novela de Maurois, por ejemplo, porque no pude menos de seguir todo el argumento como si fuera un caso histórico. Se lo he dado a leer a gentes que no tienen ni sospecha de toda esa época colombiana, a ver qué impresión les causa. Ya te escribiré sobre eso. Por lo pronto estoy de acuerdo con Téllez en lo que escribió recientemente, al calificarte como el más valeroso de los escritores contemporáneos. En La Cabrera debe de haber una tumba abierta para ti.

“Con Berta enviamos para ti y para tu mujer un cariñoso abrazo, Alberto Lleras”.

A los cien años de su nacimiento, no deja uno de pensar con preocupación cuánta falta le hacen a Colombia, en la encrucijada en que hoy se encuentra el mundo, una docena de pensadores como Alfonso López Michelsen.

* * * *

A propósito de elegidos, sobre la selección del expresidente Uribe Vélez como ‘El gran colombiano’, hay interesantes revelaciones en el siguiente enlace:

http://confidencialcolombia.com/es/1/808/7681/La-relación-de-Uribe-con-History-Channel-Gran-Colombiano-Uribe-History-premios.htm.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.