Senado de EE. UU. aprueba la mayor reforma migratoria desde 1986

Senado de EE. UU. aprueba la mayor reforma migratoria desde 1986

Votación fue de 68 a favor contra 32. Aún falta trámite del proyecto en Cámara de Representantes.

notitle
27 de junio 2013 , 12:49 a.m.

El Senado estadounidense dio un paso histórico este jueves al aprobar por mayoría bipartidista un proyecto de reforma migratoria que por primera vez ofrece un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados que se encuentran en el país.

La medida, considerada una de las prioridades legislativas del presidente Barack Obama, recibió 68 votos a favor y 32 en contra.

El proyecto, que cuenta con más 1.200 páginas, establece una serie de medidas que buscan reforzar la seguridad fronteriza y que serán precondiciones para que se otorgue la residencia a los hoy ilegales.

El proceso de la ciudadanía contemplado en la ley, si bien es posible, será largo y dispendioso.

Los indocumentados que deseen avanzar por esta senda deberán aprender inglés, ponerse al día con los impuestos, pagar una multa y demostrar que carecen de un récord criminal.

En total, según los cálculos del Senado, una persona que surta todos los trámites tardaría unos 13 años en obtener la ciudadanía estadounidense.

Así mismo, el proyecto establece otras disposiciones para estimular la inmigración de personas altamente capacitadas y fuertes sanciones para empleadores que den trabajo a ilegales.

La medida fue aprobada en medio de cantos de "Si Se Puede" (el slogan de la campaña de Obama), que provenían de las galerías para el público en la Cámara Alta.

"Hoy es un día histórico. Esta legislación reuniría a familias, sacará a millones de las sombras, generará empleo y reducirá nuestra deuda", dijo el Senador demócrata Patrick Leahy, uno de los más emocionados.

Y con razón. Es la primera vez en 27 años que se aprueba una ley para reformar el sistema migratorio en EE. UU.

Marco Rubio, senador republicano y uno de los promotores de la iniciativa, dijo que apoyaba la ley, pues tenía fe en los inmigrantes que, como su padre, llegaron a este país buscando un mejor destino.

Pero el trámite que sigue tampoco será fácil. Ya el líder de la Cámara de Representantes, John Boehner, advirtió que su colectividad no considerará el proyecto que aprobó el Senado, pues la Cámara Baja trabaja en su propia versión de la reforma.

Dominada por los Republicanos, este órgano del legislativo se opone a muchas de las disposiciones incluidas en el proyecto. Si la reforma es aprobada también en la Cámara, ambos órganos tendrán que conformar una Comisión de Conciliación para limar las diferencias.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
WASHINGTON

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.