Leyes impensadas/ Opinión

Leyes impensadas/ Opinión

LUIS ÉDGAR CRUZ

26 de junio 2013 , 07:45 p.m.

"Ninguna persona podrá adquirir terrenos inicialmente adjudicados como baldíos, si con ello exceden el límite máximo determinado por la Junta Directiva del Incora para la Unidad Agrícola Familiar UAF", dice el inciso 9 del artículo 72 de la ley 160 de 1994, con un alcance jurídico que hoy tiene en aprietos a los ‘Nuevos Llaneros’ de Riopaila y al Gobierno nacional, que no encuentra como justificar la legalidad del mercado de tierras, para el desenrollo de estos imperios que quieren monopolizar la agroindustria en la Altillanura.
Se están presentando demandas y denuncias del Supernotariado y el Incoder y jueces tendrán que decir si las operaciones fueron legales, ya que la norma dice "ninguna persona" y según los leguleyos, esta persona puede ser natural o jurídica. Entonces van a alegar que la ley ni el reglamento especifican que no se pueda ser socio de varias empresas y que cada una independientemente acceda a una UAF.
Estos esguinces jurídicos los pretenden hacer valer legalmente, ya que no está prohibido ser socio de varias empresas, ni la fusión y la escisión de sociedades. ¿Será posible controlar institucionalmente estos despojos empresariales de tierras?
*PhD© En Estudios Políticos; luis.cruz@unimilitar.edu.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.