Tunja bajo amenaza por falla sísmica

Tunja bajo amenaza por falla sísmica

Investigación sobre amenaza asociada a las estructuras geológicas.

notitle
25 de junio 2013 , 09:32 p.m.

Resultados investigativos muestran que una falla geológica, que atraviesa el país de este a oeste, controla el régimen sísmico y el volcánico, la ocurrencia de yacimientos de minerales, y la geometría de varias cuencas sedimentarias que contienen importantes recursos petroleros.

Así ha sido presentado en un reciente artículo, elaborado por los investigadores Carlos Alberto Vargas, de la Universidad Nacional, y Paul Mann, de la Universidad de Houston. Los resultados fueron publicados en la prestigiosa revista Bulletin of the Seismological Society of America (BSSA).

Según el investigador y profesor del Departamento de Geociencias de la Universidad Nacional de Colombia, Carlos Alberto Vargas, la geología en Colombia ha sido mirada por décadas de norte a sur. “Esto se ha hecho así porque las cordilleras van en esta dirección.

“Lo interesante de la estructura tectónica que constituye un desgarre litosférico (Caldas tear), es que recorre el territorio colombiano de este a oeste, aproximadamente, desde Bahía Solano hasta el Piedemonte Llanero, pasando por el sur de Bogotá”.

Luego de analizar la información proveniente de varias instituciones, como la Agencia Nacional de Hidrocarburos, el Servicio Geológico de Colombia y el USGS, entre otras, encontraron que, a lo largo del recorrido, hay cambios en la ocurrencia de volcanes y un posible acople con otras fallas geológicas que amortiguan la amenaza sísmica, en una amplia región.

“Desde el punto de vista de amenazas naturales asociadas a la estructura, encontramos que controla el vulcanismo: al norte de la falla no hay volcanes activos porque los desplaza y extingue. Con respecto a las fallas que producen sismos energéticos, estas se encuentran al sur, y su propagación se ve limitada por el Caldas tear. Aunque pasa cerca a Bogotá, la falla reduce la amenaza sísmica sobre el Distrito y sobre la ciudad de Medellín; pero, al parecer, aumenta la de Manizales y Tunja”, explica Vargas.

Identificar este fenómeno permite que quienes toman decisiones sobre planeación territorial, infraestructura y asuntos sociales, culturales y económicos tengan mejores argumentos para proyectar inversiones que pudiesen ser afectadas por el fenómeno sísmico.

“La implicación directa puede verse claramente en el Código de Construcciones. Su próxima actualización podría reflejar mejores especificaciones en zonas donde se ubica la estructura tectónica” asegura el investigador. De acuerdo con él, esta información también es una buena noticia para los mineros; pues, a lo largo de la zona de influencia de la estructura, aparecen distritos y áreas de alto potencial minero. Las evidencias sugieren que muchos de estos depósitos se emplazaron desde grandes profundidades, gracias a la naturaleza de la falla. Este hecho la convierte en una guía para explorar nuevas mineralizaciones.

REDACCIÓN BOYACÁ 7 DÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.