Definirán si muerte de hincha de Chico fue por encuentro de barras

Definirán si muerte de hincha de Chico fue por encuentro de barras

Hincha de Chicó que estaba en la UCI falleció. El agresor se entregó a las autoridades.

notitle
25 de junio 2013 , 07:08 p.m.

Un verdadero drama afrontan dos familias boyacenses: una de ellas sepultará a su hijo de 16 años de edad y la otra tendrá a su menor de 15 años enfrentando un proceso judicial por la muerte del otro adolescente. Ambas historias son el resultado de un hecho de intolerancia que se registró 10 días atrás cuando los dos menores se enfrentaron a la salida de una fiesta en Tunja.

Inicialmente se había dicho que los adolescentes habían peleado por el amor a las camisetas de sus equipos, Patriotas Boyacá y Boyacá Chicó; sin embargo, las directivas de ambos planteles y los líderes de las barras aseguraron que se trató de un hecho aislado que nada tiene que ver con el tema futbolístico.

Sin embargo, serán las autoridades judiciales las encargadas de determinar que llevó al joven de 15 años a propinarle una puñalada en la cabeza al de 16.

Ese día, luego de ese hecho de sangre, el herido fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital San Rafael de Tunja en donde su estado de salud siempre fue muy reservado.

Durante nueve días especialistas del centro asistencial lucharon por mantenerlo con vida y lograr que su estado de salud mejorara, pero a las 11:57 de la noche del lunes, el adolescente murió.

Germán Jiménez, padre del adolescente fallecido y quien pide que se reserve el nombre de su hijo, les exige a las autoridades que se esclarezca el hecho en el que su menor resultó herido y que se haga pronta justicia por su muerte.

“No sabemos qué pasó ese día y ojalá esto no le pase a otras familias, que haya justicia y que esto no se quede así. Este es un momento terrible para nosotros”, indicó el padre de familia.

Mencionó que su hijo era un joven que no se metía con nadie, que no tenía problemas de ninguna índole y que por el contrario, era un muchacho ejemplar que estaba validando octavo grado y que adicionalmente ayudaba en las labores del hogar.

“Él me colaboraba en un negocito que tengo, era un joven muy tranquilo. Este es un dolor muy fuerte que me embarga a mí y a toda mi familia también. Jamás se había escuchado en Tunja un caso como este y ojalá no se repita”, dijo don Germán Jiménez.

Adicionalmente comentó que su hijo era muy aficionado al Boyacá Chicó, pero aclaró que por ese amor a la camiseta ajedrezada jamás tuvo problemas.

REDACCIÓN BOYACÁ 7 DÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.