Ayapel (Córdoba), sin solución tras cuatro años inundado

Ayapel (Córdoba), sin solución tras cuatro años inundado

En la población cordobesa, 5.600 familias deambulan por el desbordamiento del río Cauca.

25 de junio 2013 , 06:15 p.m.

El municipio de Ayapel (Córdoba) lleva cuatro años inundados y ningún gobierno seccional ni nacional ha logrado solucionar el problema a 5.600 familias que lo perdieron todo por culpa del desbordamiento del río Cauca.

La creciente se inició en el 2009, cuando un fuerte invierno aumentó el caudal del río que arrasó con casas, cultivos, potreros y vías de esta población ubicada en el sur de Córdoba.

La alcaldía y la Defensa Civil trasladaron a miles de familia a albergues temporales. Aunque las lluvias cesaron el caudal, se mantenía alto, lo que imposibilitó el retorno de los damnificados, en su mayoría campesinos, a sus parcelas y viviendas.

La situación se agudizó el 18 de junio de 2010. Ese día, la fuerte corriente del Cauca abrió tres ‘bocas’, a orillas del río, conocidas como Nuevo Mundo, Santa Anita y Pedro Ignacio.

Desde entonces, el agua, acompañada de lodo y desechos naturales, escapa por las tres nuevas salidas anegando siempre la población.

Según el alcalde Fabio Paternina, de las 5.600 familias damnificadas censadas, 2.240 no han regresado a sus parcelas. Las personas afectadas deambulan por las calles, instalan carpas temporales en algunos sectores o reciben ayudas de familiares o amigos. Un poco menos de la mitad están en casas de familiares.

El mandatario asegura que el problema va más allá de la falta de viviendas. El panorama es desolador: ha aumentado la deserción escolar, se mantienen las enfermedades respiratorias y se evidencia el incremento de la pobreza.

“Por eso, tocamos las puertas de la nación, pero buscando una solución definitiva con inversión social para reconstruir gran parte de las poblaciones”, agregó.

En los tres puntos de emergencia sobre el río Cauca, la nación, a través de entidades como la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge y la Gobernación de Córdoba, han hecho inversiones para tapar las ‘bocas’.

Sin embargo, los trabajos no han surtido los efectos esperados, por cuanto la furia de las aguas son más poderosa que los muros de contención.

Fabio Paternina dijo que en los actuales momentos se adelantan obras en las laderas del río, pero no son esperanzadoras por cuanto las lluvias arrecian en la zona, dificultando la labor de los constructores.

GUDILFREDO AVENDAÑO MÉNDEZ
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
AYAPEL (CÓRDOBA)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.