Mujeres, no le huyan a la ingeniería

Mujeres, no le huyan a la ingeniería

Su presencia en este campo es baja, a pesar de que hay opciones.

notitle
25 de junio 2013 , 03:51 p.m.

“Si los hombres que diseñan los baños de las mujeres supieran de la congestión y las largas filas que se forman allí dentro, seguramente pensarían en una distribución distinta del espacio”.

Esto les dijo Paula Lago a un grupo de alumnas de varios colegios bogotanos, atentas a una charla en la que explica los diversos proyectos en los que ha estado involucrada gracias a su profesión de ingeniera.

También les contó cómo en uno de los primeros intentos de desarrollo de software para reconocimiento de voces, el principal error fue que cuando una mujer lo probó con su voz no fue reconocida porque jamás pensaron en ellas durante su diseño. “¿Ven por qué es bueno que estemos allí?”.

Paula no sobrepasa los 30 años de edad y cursa un doctorado en Ingeniería de Sistemas y Computación en la Universidad de los Andes y fue una de las panelistas invitadas a Digigirlz, una iniciativa que Microsoft llevó a cabo por primera vez en Colombia este año, pero que ya ha tenido varias ediciones en otros países, cuyo fin es motivar a las niñas a estudiar ingenierías.

Nora Costa, del área comercial de la compañía, cree que el principal motivo por el cual se rehúsan a estudiar estas carreras es el temor a las matemáticas. “Son un fundamento, pero no la carrera, y muchas nos movemos en temas que no están relacionados con ellas”, aseguró.

Hace ya cinco años, en un discurso que dio como presidente de Microsoft, Bill Gates señaló que la educación superior de Estados Unidos no estaba produciendo suficientes científicos e ingenieros para cubrir las demandas de la economía de ese país. Señaló que cada año se creaban 100.000 vacantes relacionados con computación, pero que solamente se graduaban alrededor de 15.000 estudiantes que podían llenarlas.

Para nadie es un secreto que ellas son la minoría en estos campos. En Colombia, además, la cifra viene decreciendo en los últimos diez años. Una muestra es que en 2001, la Universidad de los Andes registró 14 estudiantes matriculadas en Ingeniería de Sistemas frente a 7 en 2011, una disminución significativa que también mostró la Universidad Nacional con una caída de 35 a 11 mujeres en el mismo lapso.

Esta es una situación delicada según explica Ruby Casallas, líder de Mujeres en Computación, una iniciativa de la Universidad de los Andes, porque las tecnologías tienen un profundo impacto en la vida ya que permean la gran mayoría de nuestras actividades.

Becas para el área de ciencias

La preocupación por la escasez de ingenieras no es solo de Microsoft, hay varias asociaciones alrededor del mundo que promueven su presencia en las áreas de tecnología y, por ejemplo, BlackBerry tiene un programa de becas para mujeres de todo el mundo que quieran formarse y desempeñarse como profesionales en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas.

RENATA RINCÓN BARRERO
REDACTORA MULTIMEDIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.