Hace 25 años

Hace 25 años

Luego de haber sido depuesto de la presidencia de Haití, Leslie Manigat llegó con su esposa, Myriande, a Miami (EE. UU.), en busca de exilio. Manigat fue enviado primero a República Dominicana, donde recibía por cuartos de hora a amigos, aliados y periodistas mientras desde lo alto un hombre con una minimetralleta miraba, otro cuidaba el balcón y tres más filtraban a los visitantes. Ser presidente en exilio no es una profesión, pero por ahora la ejerce.

notitle

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.