Con posible refugio a Snowden, Ecuador vuelve a desafiar a EE. UU.

Con posible refugio a Snowden, Ecuador vuelve a desafiar a EE. UU.

Ese país considera acoger al exagente de la CIA, alegando el derecho a la información.

24 de junio 2013 , 03:15 p.m.

Esto podría agravar sus ya difíciles relaciones con Washington, señalaron analistas a la AFP. "Es un desafío a la capacidad de acción de Estados Unidos, que no va a estar muy contento en caso de que Ecuador conceda este asilo", dijo Michel Levi, experto en política exterior de la privada Universidad Andina de Quito.

Además, "hay una postura anti-imperialista que busca reivindicar la capacidad de acción de países pequeños en el contexto internacional", agregó.

Un año después de acoger al fundador de WikiLeaks Julian Assange en su embajada en Londres, el gobierno del presidente izquierdista Rafael Correa analiza brindar protección a Snowden -ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA)-, acusado de espionaje.

Snowden hizo explosivas revelaciones sobre los programas secretos de vigilancia de las comunicaciones del gobierno de Barack Obama, lo que le granjeó un elogio implícito este lunes del ministro de Exteriores ecuatoriano, Ricardo Patiño.

"El denunciado persigue al denunciante. El hombre que intenta aportar luz y transparencia a hechos que afectan a todas las personas se ve perseguido por quienes deberían dar explicaciones acerca de las denuncias presentadas", afirmó Patiño en Vietnam, donde cumple una visita oficial.

Assange, quien a su vez difundió cientos de miles de documentos confidenciales estadounidenses, recibió asilo diplomático de Quito, que exige a Reino Unido un salvoconducto para que el australiano pueda abandonar la embajada, y también aduce en su caso la defensa del derecho a la información.

Al referirse por primera vez a la solicitud de asilo de Snowden, Correa, duro crítico de la política exterior norteamericana, señaló este lunes que tomará con "absoluta soberanía" la decisión que crea más adecuada.

Marco Romero, director del área de estudios globales de la Universidad Andina, considera que el caso de Snowdenpone a Ecuador en el centro de un debate mundial sobre "los límites entre la defensa de las libertades civiles y la seguridad nacional".

Según Romero, ese posicionamiento le sirve además al gobierno de Correa para el "consumo interno", pues se contrapone a las críticas de medios y opositores a su política sobre libertad de expresión.

El gobernante mantiene un pulso con un sector de la prensa al que acusa de conspirar en su contra, y este lunes puso en vigencia una ley de comunicación que aumenta la regulación de los medios y reduce el espacio de los privados en radio y televisión en favor de los públicos y comunitarios, mediante una nueva repartición de frecuencias. Los principales gremios de la prensa local y organizaciones como Human Rights Watch (HRW) tildan a esa ley de "mordaza".

Un día después de la concesión de asilo a Assange, el periodista ecuatoriano Emilio Palacio obtuvo asilo en Estados Unidos, adonde viajó a raíz de un proceso penal por injuriar a Correa, en el que fue condenado a tres años de cárcel y al pago de una millonaria multa.

Por pedido del presidente, la justicia anuló la condena, que también afectaba a tres directivos del diario El Universo. Pese a la cercanía entre Assange y Snowden, a quien WikiLeaks asesora en su búsqueda de refugio, Francisco Carrión, catedrático de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), ve marcadas diferencias entre ambos casos.

"Assange difundió información que no fue robada sino que se la proporcionaron. Snowden es un contratista que llega a conocer y denuncia un delito que se está cometiendo contra la privacidad de todos los seres humanos", anotó.

Por otra parte, los analistas estiman que una concesión de asilo a Snowden agrietará las relaciones con la Casa Blanca, que cayeron a su nivel más bajo en abril de 2011 cuando Quito expulsó a la embajadora Heather Hodges, a raíz de un cable diplomático filtrado por WikiLeaks.

En otro desafío a Estados Unidos, Correa, aliado del fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez, puso fin en 2009 a un acuerdo que le permitió a ese país operar una base antidrogas en Manta, en el Pacífico ecuatoriano.

"Sería el puntillazo final para que no le renueve a Ecuador los beneficios del ATPDEA (sistema de preferencias en compensación por los esfuerzos contra el narcotráfico)", opina Carrión. "Puede haber otras repercusiones comerciales, en inversiones, que los requerimientos de crédito al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sean rechazados por Estados Unidos y una reducción de la cooperación", añadió.

Estados Unidos es el mayor socio comercial de Ecuador, con un intercambio anual de 17.000 millones de dólares. Carrión considera que Ecuador "está en la obligación de conceder asilo" a Snowden, pues éste es "perseguido por haber denunciado un delito internacional", como es la interdicción de comunicaciones fuera de Estados Unidos

"No es cuestión de llamar la atención, sino la aplicación de principios internacionales. Que llame la atención internacionalmente va por añadidura", sostuvo.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.