Operador de Transmetro en Ley de Insolvencia no suspenderá servicio

Operador de Transmetro en Ley de Insolvencia no suspenderá servicio

Gerente de Metrocaribe asegura que sus buses seguirán en las calles.

24 de junio 2013 , 03:12 p.m.

Desde el pasado fin de semana cuando se conoció que el grupo empresarial Metrocaribe, uno de los operadores del Transmetro de Barranquilla, había decido acogerse a la Ley 1116 de 2006 (de Insolvencia empresarial), con la idea de reorganizar sus deudas, el primer interrogante que surgió fue el de si se vería afectada la operación de ese sistema de transporte masivo, inaugurado apenas en abril de 2010.

Y mientras este lunes directivas de Transmetro eran los primeros en salirle al paso a dicha previsión con el argumento de que Metrocaribe está obligada a cumplir con sus deberes contractuales y los compromisos asumidos en el Gran Pacto, Mario Rodríguez, gerente del concesionario, explicó que la propuesta a la Superintendencia de Sociedades, aceptada el 11 de junio, se hizo el pasado 26 de abril, antes de que este se firmara.

De todos modos, el directivo sostiene en que de todas maneras las medidas tomadas por la empresa no afectarán el servicio a los pasajeros, pero sí aclaró que la decisión obedeció a circunstancias que hacían inviable el proyecto, lo que, según él, sería tantas veces informado por la empresa.

Resulta, explicó Rodríguez, que Metrocaribe decide a acogerse a esa Ley motivada principalmente por los 110 millones de pesos diarios que deja en pérdidas la operación del sistema de transporte masivo dada la diferencia entre los pasajes.

Y es que para que el sistema sea sostenible, los usuarios deberían pagar cerca de 2.800 pesos por trayecto, distinto a los 1.700 que pagan hoy, por lo que la diferencia debería ser subsidiada por el Distrito o suplida por un Fondo de Contingencia. Como no hay quién asuma la diferencia, los operadores la suman como déficit.

Una de los malestares de Transmetro es que Metrocaribe no ha asistido a reuniones con los bancos, lo que se podría constituir como falta de interés en el Gran Pacto que fue creado para encontrar un modelo financiero viable entre todas las partes, pero ante esto, el gerente Rodríguez se defiende.

“No me he presentado porque uno no puede estar con Dios y con el diablo. No puedo ponerle la cara a los bancos diciéndoles que me reestructuren y por otro lado diciéndoles que voy a estar en Ley 1116. Uno debe ser honesto y de una sola línea con las entidades financieras”, dijo.

Por el contrario, Metrocaribe sí cuestiona de Transmetro y la Alcaldía el hecho de que culpen a los operadores de los problemas del sistema masivo siendo que hay tareas pendientes que les corresponden como agilizar las obras en los portales de Soledad y Barranquillita; atacar la evasión, que alcanza el 30 por ciento; trabajar con el Área Metropolitana en la regulación del transporte ilegal y ampliar los puntos de venta y recarga de las tarjetas inteligentes.

‘Rechazamos sus reclamos’: Transmetro

Mediante un comunicado, Transmetro deja claro que que Metrocaribe pretende que “al Fondo de Contingencia se depositen recursos de los barranquilleros para financiar las ineficiencias generadas por ellos mismos, al no completar los buses del sistema y tener otros de empresas socias que se constituyen en competidores como Lolaya y Monterrey en la Murillo y que contribuyen a que por lo menos 30 mil pasajeros dejen de usar el sistema”, dice la comunicación.

Ante lo anterior, el gerente de Metrocaribe asegura que “esos accionistas no representan más de 1 por ciento de su sociedad, por lo que sacarlos de la Murillo es algo que le compete al Área Metropolitana de Barranquilla y no al operador”, agregó el directivo, quien ya viajó a Bogotá para acordar plazos de pago.

La ley 1116 es una herramienta que permite a cualquier empresa viable, pero con dificultades financieras en el corto plazo, normalizar sus obligaciones comerciales y crediticias, para recuperarse y mantener su viabilidad, a lo que Transmetro manifiesta que se muestra respetuoso de esta decisión.

“Sin embargo, rechazamos los reclamos de Metrocaribe porque no corresponden a las cláusulas contractuales y además provienen de un operador que le ha incumplido a los barranquilleros con su obligación de vincular la totalidad de la flota, tal como debió ocurrir en enero de 2011, como se estipuló inicialmente en el contrato. A la fecha, aún le falta poner en operación 34 buses”.

“Transmetro nos exige tener 80 buses operando hasta el 31 de julio. Ese día debemos aumentar a 84 buses y no tendremos problema”, argumentó Rodríguez

Metrocaribe explicó que inició el proceso con la Superintendencia buscando la estabilidad financiera de la empresa, para poder garantizarle a la ciudad su existencia como operador del sistema masivo hasta el 2025, como lo plantea el contrato que firmó. Para ello también comenzó a gestionar con Terpel la forma de garantizar combustible para sus buses.

Manuel Fernández, gerente de Transmetro, por su parte, anunció que si Metrocaribe deja de cumplir con sus obligaciones se tomarán medidas extremas contra esa empresa.

“Nos veríamos en la posición de adoptar esa flota de buses y operarlos directamente”, dijo el gerente.

REDACCIÓN BARRANQUILLA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.