Las gambetas de Messi para evadir impuestos

Las gambetas de Messi para evadir impuestos

La estrella del Barça y símbolo del 'fair play' es sospechoso de fraude fiscal.

notitle
22 de junio 2013 , 10:43 p.m.

Lionel Messi, el chico que creció en la barriada popular de Las Heras, al sur de Rosario (Argentina), y se convirtió en futbolista superlativo, el símbolo de modestia y humildad, podría haber armado una sucia jugada para driblar al fisco español. Así lo cree la Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona, que presentó la semana pasada una querella contra la ‘Pulga’ y su padre –Jorge Horacio Messi Pérez– por tres delitos de fraude tributario entre el 2007 y el 2009.

Según la denuncia, el genio del balón habría eludido el pago de impuestos simulando que cedía la gestión de sus derechos de imagen a sociedades con sedes en paraísos fiscales como Belice y Uruguay, sin someterlos prácticamente a tributación alguna. Asimismo, habría formalizado contratos de licencia, agencia o prestación de servicios entre aquellas sociedades y otras también instrumentales, domiciliadas en jurisdicciones de conveniencia como el Reino Unido y Suiza.

Esta ‘telaraña’, según la acusación, fue creada en el 2005 y le permitió ocultar ingresos de explotación de imagen que ascendieron a 10,1 millones de euros. De esa suma, el hispanoargentino (obtuvo la nacionalidad española en septiembre del 2005) tendría que haber tributado a España 4,1 millones.

Cuando se montó el entramado Messi aún era menor de edad. Por eso, la Fiscalía señala en su escrito que fue su progenitor el cerebro de la estrategia defraudatoria ante “las fundadas expectativas sobre el elevado valor económico, presente y futuro” de la joya de la familia. Sin embargo, al cumplir 18 años el futbolista “ratificó” el acuerdo de cesión y “consintió” que se perpetuara en el tiempo.

Messi deberá declarar como imputado el próximo 17 de septiembre, después de que el jueves el juzgado de Gavá (Barcelona) admitió tramitar la querella y abrió una investigación. La fecha de la comparecencia coincide con el inicio de la Champions League. De los juzgados al estadio. Paradojas de la vida.

Una imagen que vale oro

El valor del argentino no se mide solo en goles. Un reciente informe del Centro de Medios, Reputación e Intangibles, de la Universidad de Navarra, concluye que el delantero es la marca futbolística más potente del planeta.

Messi en calzoncillos para la firma Dolce&Gabbana. Messi publicitando pan Bimbo en México. Messi junto a la estrella de la NBA Kobe Bryant demostrando sus destrezas para ganarse la admiración de un niño en un vuelo de Turkish Airlines. Messi comiendo las tradicionales natillas españolas. Messi con el rostro libre de impurezas gracias a una espuma limpiadora que se anuncia en el mercado asiático. Messi, ícono de enseñas como PlayStation, Adidas, Pepsi, Herbalife... está presente en el imaginario de cualquier consumidor en el mundo.

La explotación económica de los derechos de su marca individual se tradujo el año pasado en unos ingresos de 22 millones de euros, casi el doble de su salario de 12,5 millones, según la revista France Football. El rosarino ocupa también el décimo puesto en la lista de los deportistas con más ingresos de Forbes.

¿Mantendrán las marcas sus contratos de patrocinio pese a que el ídolo está en la diana del fisco español? “Si bien hay que defender el principio de presunción de inocencia, no es menos cierto que la percepción que existe sobre Messi como un jugador que inspira admiración, confianza y respeto se va a ver lastrada –sostiene Fernando Prado, director en España de la consultora Reputation Institute–. Una firma podría preferir a Iniesta (el centrocampista del Barça), que defiende esos mismos valores pero sobre quien no pesa sombra de duda”.

Pero el símbolo del equipo azulgrana se llama Lionel Messi; y su presidente, Sandro Rosell, ya ha dicho que no “duda de su inocencia”. La generación de dinero en el club depende en buena medida de la exposición mediática del astro. Desde el 2007, año en que el jugador empezó a maravillar con sus proezas sobre el campo, los ingresos del equipo se han disparado en un 70,7 por ciento. Pasaron de 290 millones de euros a 495 millones en cinco años.

El deterioro de su imagen, opina Sandalio Gómez, director del Centro de Investigación de Deportes de la Escuela de Negocios Iese, “mermará sus ingresos y los del club; de ahí que lo aconsejable sea que se acorte al máximo la duración del proceso”.

Varios son los escenarios ante los que se encuentra el delantero. Si opta por reconocer la maniobra evasiva, dispone de dos meses para devolver los 4,1 millones de euros (más intereses) y cancelar la multa correspondiente. “La pena de cárcel, que en estos delitos es de uno a cinco años, podría reducirse a unos meses (al no tener antecedentes penales no ingresaría en prisión) y la sanción económica podría ser de entre dos y seis veces la cifra defraudada”, explica el presidente del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, Carlos Cruzado. Esto quiere decir que si el juez decide establecer la sanción máxima, Messi tendría que pagar unos 24,6 millones de euros (el sueldo de un año y medio del futbolista)”.

Superado ese plazo inicial de dos meses, el juez puede archivar el caso si no aprecia indicios de delito o, por contra, abrir un juicio oral (pueden transcurrir más de dos años hasta que la sentencia sea firme). Algunas fuentes consultadas advierten que otra opción que se baraja es la de llegar a un pacto con la Fiscalía in extremis, antes de que comparezca el jugador. O que el padre asuma toda la responsabilidad y exima de cualquier culpa a la ‘Pulga’.

¿Se cocina un acuerdo?

Poco después de hacerse pública la acusación, Messi se pronunció a través de un comunicado. “Nos hemos enterado por la prensa de las acciones iniciadas por la fiscalía española, algo que nos causa sorpresa porque nunca hemos cometido infracción alguna –decía el texto, publicado en su perfil de Facebook–. Siempre hemos atendido todas nuestras obligaciones tributarias, siguiendo los consejos de nuestros asesores fiscales, quienes se encargarán de aclarar esta situación”.

Por su parte, los abogados del despacho Juárez Veciana, que representan al jugador, están convencidos de poder aclarar lo que ellos denominan “disparidad de criterios”, porque, aseguran, su cliente ha cumplido “escrupulosamente” con la legislación española. Sin embargo, de sus declaraciones recogidas en un comunicado también se desprende que buscarán conciliar. “El futbolista –reza el texto– pagará las cantidades que finalmente se determinen si la justicia lo declara culpable”.

El mejor jugador del mundo, el primero en presumir de cuatro Balones de Oro, parece estar hoy contra las cuerdas. “Los hechos que se reflejan en la querella son lo suficientemente contundentes y las inspecciones podrían ampliarse a los ejercicios de los años 2010, 2011 y 2012”, apostilla Cruzado. “Si quiere demostrar su inocencia, tendría que probar que esas sociedades están pagando impuestos donde están radicadas, que esos países tienen una correlación con España en materia impositiva, que ha pagado su impuesto de sociedades, etc. A la vista de los hechos, lo va a tener muy difícil”, asevera Gómez.

Los expertos aseguran que con el caso Messi –que recuerda el que protagonizó la bailaora Lola Flores, quien fue condenada en los 80 por no pagar impuestos durante tres años–, el gobierno español busca enviar un mensaje de que está intensificando la lucha contra el fraude fiscal.

De paso, Hacienda quiere hacer olvidar la muy criticada amnistía fiscal que concedió en el 2012 y que permitió conocer que 131.411 contribuyentes españoles poseen bienes en el extranjero por valor de 87.700 millones de euros.

“Casos así, tan populares, ayudan a la consecución de estos objetivos y son utilizados para disuasión de los ciudadanos –asegura Carlos Segovia, corresponsal económico de diario El Mundo–. Pero este, sin duda, va a ser el de mayor impacto social en España desde el estallido de la crisis”.

‘Tolerancia cero’ a los evasores

Después de Lionel Messi, los jugadores que más dinero ingresan en España por explotar sus derechos de imagen son Cristiano Ronaldo, Iker Casillas, Andrés Iniesta, Fernando Llorente y Xabi Alonso. Inspectores de la Agencia Tributaria no niegan que la imputación del jugador argentino sea la avanzada de actuaciones futuras contra deportistas con ganancias cuantiosas por este concepto y que pudieran estar evadiendo al fisco. “Estas acciones entran de manera destacada dentro de la planificación de los últimos dos años de la entidad”, dicen.

Otros deportistas que han tenido líos con el fisco

Arantxa Sánchez Vicario

La ex número uno del tenis mundial debió pagar 3,5 millones de euros de multa por fijar su residencia fiscal en Andorra, cuando en realidad vivía en Barcelona.

Luis Figo

El portugués fue condenado a desembolsar casi 2,5 millones de euros que debió haber pagado a Hacienda entre 1997 y 1999, cuando militaba en el Barcelona.

Rafael Nadal

El mallorquín no evadió impuestos, pero sus sociedades tributaban en el País Vasco sin que tuvieran allí su actividad. Tuvo que cambiar su domicilio fiscal.

Samuel Eto’O

El camerunés es investigado porque, según la Fiscalía, no declaró los beneficios que obtuvo entre el 2006 y el 2009 por la cesión de sus derechos de imagen al Barça.

PATRICIA VILLARRUEL GORDILLO
Para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.