Urgen más energías limpias en América Latina

Urgen más energías limpias en América Latina

BID pide alianzas para masificar tecnologías que usan recursos renovables.

22 de junio 2013 , 08:24 p.m.

El descenso en los costos de las tecnologías de generación eléctrica renovables no tradicionales, como las plantas hidroeléctricas de tamaño pequeño, las centrales eólicas (uso del viento) y las solares, entre otras, llevó al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a afirmar que ya es hora de que América Latina rompa el mito que por años ha frenado la masificación de estas soluciones.

La semana que pasó, la entidad divulgó el estudio ‘Repensando nuestro futuro energético’, en el que se apoya en cifras reales y casos concretos para asegurar que la región debe volcarse ya a impulsar el desarrollo de estas fuentes de generación, más amigables con el ambiente que los combustibles fósiles, como el carbón térmico (demandado en Europa) o los derivados del petróleo, como el diésel, que en Colombia se utiliza en las plantas ubicadas en las zonas más alejadas, que están por fuera del sistema interconectado.

Pero además de los costos, los expertos del BID resaltan que este nuevo escenario de producción de energía eléctrica limpia es factible teniendo en cuenta el enorme potencial de recursos hídricos, corrientes de viento y del mar, al igual que el aprovechamiento del sol, desde México hasta la Patagonia.

El documento señala que los precios de las tecnologías no tradicionales de energía renovable están bajando sustancialmente, tras entrar al mercado y avanzar su ciclo de maduración.

Por ejemplo, en la energía fotovoltaica (la de los paneles solares) esto es especialmente notable, ahora que está más cerca de la fase comercial plena.

Según el BID, aunque históricamente los costos de esta tecnología han sido más altos que otros esquemas de generación, durante los últimos años los precios se han reducido drásticamente, a cerca de 0,71 dólares por vatio en el 2013.

Mientras el presidente del organismo, el colombiano Luis Alberto Moreno, señala que las energías renovables ya son una opción viable y atractiva que debe ser explorada, el jefe de la División de Cambio Climático y Sostenibilidad del BID, Wálter Vergara, advierte que otra razón de peso para repensar el modelo actual son los 500.000 millones de dólares que cada año se destinan en todo el mundo para subsidiar los combustibles fósiles, de los cuales solo una pequeña fracción va dirigida a los pobres.

Gran potencial

Aunque al consumidor de energía solamente le interesa tener el servicio disponible a la hora de prender el televisor o de recargar la batería del celular, y no piensa cómo se produce esa energía que consume, las oportunidades de fuentes renovables no tradicionales que tiene América Latina son enormes.

De hecho, en los últimos cuatro años han repuntado los proyectos de energías alternativas que han resultado ganadores en las subastas de asignación.

En concreto, el estudio del BID señala que los recursos solares, geotérmicos (calor del fondo de la tierra), mareomotrices, eólicos (viento) y la biomasa, disponibles en la región podrían producir hasta 80 petavatios/hora de electricidad.

Un solo petavatio hora son 1.000 millones de kilovatios/hora, cifra equivalente a casi tres veces el consumo anual de México. Actualmente, América Latina y el Caribe genera 1,3 petavatios/hora de electricidad y para el año 2050 se espera que la demanda regional crezca a un rango entre 2,5 y 3,5 petavatios/hora.

En otras palabras, la dotación de recursos de energía renovable de la región es suficiente para cubrir más de 22 veces la demanda eléctrica proyectada para el 2050.

Sin embargo, Vergara advierte que requieren iniciativas apoyadas por los Estados, la banca multilateral y el sector público para que las nuevas tecnologías limpias prosperen, como por ejemplo en Chile, en donde el BID ha organizado un paquete financiero para un proyecto de energía solar concentrada.

Asimismo, en Brasil recientemente se hizo una licitación de generación abierta a todas las fuentes y ganó una propuesta eólica, mientras en Uruguay salió una licitación para eólico y fotovoltaico, y los precios a los que llegaron sorprendieron a todo el mundo.

Hoy en día, por sus bajos costos, la biomasa, incluida la energía a partir de residuos, es la principal fuente de electricidad de recursos renovables no tradicionales en América Latina y el Caribe, donde la mayor parte proviene de la caña de azúcar o de madera de Brasil, con 7.800 megavatios, seguido de México (496 megavatios) y Guatemala (300 megavatios).

Incluso, en el 2009 en Brasil se adjudicó un contrato de generación con este recurso a un costo promedio de 80 dólares por megavatio/hora y una capacidad instalada de 2.400 megavatios, dos veces la que tendrá Hidroituango, el mayor proyecto de generación hidroeléctrica que se construye en Colombia.

Aporte pequeño

De 244.000 millones de dólares en tecnologías renovables no tradicionales durante el 2012, la región solo participó con el 5,4 por ciento.

Colombia mira sus opciones
Podría servir para las regiones apartadas

El ministro de Minas y Energía, Federico Renjifo, señala que el país está dispuesto a definir y crear las condiciones para impulsar el desarrollo de su potencial en energías alternativas, que pueden servir en las áreas lejanas, en donde hoy se genera con diésel.

La Academia Colombiana de Ciencias ha estimado que en La Guajira el potencial eólico es de 15 o más gigavatios, nivel igual a la actual capacidad instalada del país. También hay un potencial geotérmico en las zonas cercanas al volcán Nevado del Ruiz y en la frontera con Ecuador, que todavía no se ha estimado, pero en el que empresas como Isagén ya están trabajando. “Colombia tiene opciones de cero carbono y se podría pensar que toda la energía eléctrica podría ser renovable, complementando la hidráulica de base con eólica y geotérmica, señaló el jefe de la División de Cambio Climático y Sostenibilidad del BID, Wálter Vergara.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Redacción Economía y Negocios

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.