Lunares de la 26 / Voy y vuelvo

Lunares de la 26 / Voy y vuelvo

La avenida El Dorado es un escenario de contrastes. La peor parte la llevan los carriles mixtos.

22 de junio 2013 , 07:32 p.m.

Tal vez pocos lo hayan notado, pero Bogotá sí tiene lugares decentes para caminar. Y uno de ellos es el espacio peatonal de la calle 26, entre las carreras 68B y 70, costado sur. Con andenes amplios, bien hechos;rampas y espacios a nivel de la vía para las personas con discapacidad.

La arborización es equilibrada, no hay matorrales como en otros lugares ni árboles invasivos, con las raíces expuestas sobre el pavimento. La limpieza se nota y el espacio peatonal no ha sucumbido aún a la marea de ventas informales, aunque ya se aprecian algunos en las esquinas.

Este corredor, paralelo a la avenida El Dorado, es un verdadero oasis en tardes de sol como las que disfrutamos por estos días. Allí han venido asentándose importantes sedes financieras, la Cámara de Comercio, hoteles, pequeños negocios y una variada gama de restaurantes de buena factura –Bellini, Beer Company, Patria–, pizzerías, bares, etc.

El glamour que exhiben los rascacielos en este sector contrasta amigablemente con la recién estrenada troncal de TransMilenio, con sus buses articulados y biarticulados ya con mucha más gente abordo; con estaciones nuevas y puentes peatonales dignos de una ciudad moderna. Sin duda, caminar por estas pocas cuadras nos devuelven la fe a la hora de pagar impuestos.

Pero a partir de la avenida 68, hacia el centro, justo en el puente vehicular que sirve de orinal y atracadero por las noches;en donde hasta un cura fue asesinado y varias mujeres abusadas, la dicha termina. Un recorrido rápido nos devela la serie de chambonadas que existen en un corredor que es símbolo de la ciudad, que ya pagó un alto costo de abandono en el pasado y que fue víctima de uno de los mayores escándalos de corrupción recientemente.

A la altura de la carrera 66, peatones, ambulantes, busetas, taxis, carros y motos se disputan el cruce por la línea férrea con el tren de carga, en un permanente desafío a la muerte. Más adelante, frente al CAN, sigue en pie un vetusto puente peatonal que no ha podido demolerse porque unos comerciantes montaron su negocio en el lugar y reclaman derechos de propiedad.

Pero lo más indignante es el estado en que se encuentran los carriles para el tráfico mixto, distintos a las troncales. Hay ondulaciones, huecos, reparcheos mal hechos, desniveles peligrosos, como el que existe en la desembocadura de la carrera 40, a la salida de Corferias; bloques de vía que se partieron, rezagos de chambas que se abrieron para conectar algún servicio y que después taparon como se les dio la gana.

Me explica la directora del IDU, María Fernanda Rojas, que los carriles mixtos no quedaron incluidos en el proceso de cesión de la troncal a Conalvías, cuando los Nule no pudieron responder por los trabajos por todo lo que ya se sabe. Ahora, la reparación está incluida en un contrato de mantenimiento de la troncal que podría volverlos transitables. Ojalá.

No podían faltar los taxis –amos de la calle– frente a la EPS Compensar (porque donde hay una EPS, hay caos seguro), el Centro Comercial Gran Estación, las sedes bancarias... Y la inmundicia de ‘mamarrachos’ que nada tienen que ver con grafitis y que no respetan paredes ni monumentos a lo largo de la 26.

Termino con otra perla: no hay manera de conectar el TransMilenio que viene por la NQS con El Dorado, lo que nos facilitaría la vida a muchos y nos obligaría a dejar el carro en casa. Una simpleza que Movilidad no ha podido solucionar.

ERNESTO CORTÉS FIERRO
Editor Jefe EL TIEMPO
@ernestocortes28
erncor@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.