Ahora será más fácil ganarse una beca Fulbright

Ahora será más fácil ganarse una beca Fulbright

Director mundial del programa, Tom Healy, anuncia que se ampliará número de cupos para colombianos.

notitle
22 de junio 2013 , 05:14 p.m.

Estados Unidos es el principal destino de los profesionales colombianos que buscan hacer un posgrado en el exterior, y muchos de ellos lo han conseguido gracias a la Comisión Fulbright para el Intercambio Educativo entre EE. UU. y nuestro país. Este programa de becas, financiado por los gobiernos de ambas naciones –con apoyo del sector privado–, ha beneficiado desde 1956 a más de 2.600 colombianos.

Pero el Gobierno de Estados Unidos está decidido a darle un impulso mayor al programa y atraer a más latinoamericanos, así como crear las condiciones para que más estadounidenses puedan venir a formarse aquí. Para ello, recientemente estuvo en nuestro país Tom Healy, la cabeza del programa Fulbright a nivel mundial. EL TIEMPO habló con él sobre las oportunidades que se abren hoy para los alumnos colombianos en ese país.

¿Qué tipo de estudiantes quiere atraer la Fulbright?

La educación superior colombiana es fuerte en todas las áreas del conocimiento, desde las artes hasta las ciencias. Actualmente, Fulbright tiene categorías específicas para postularse a una beca, como las convocatorias para afrocolombianos, artistas, docentes y científicos. Sería interesante ampliar las oportunidades para mucha más gente brillante; por ejemplo, periodistas, arquitectos, ingenieros...

¿En cuántas becas podría crecer el programa?

Entre 90 y 100 colombianos viajan cada año a EE. UU. becados por Fulbright. Se trata del quinto grupo más grande de becarios en el mundo, un puesto muy importante teniendo en cuenta que en las convocatorias participan estudiantes de más de 150 países. Pero creemos que sería interesante crecer más, aunque no me puedo comprometer con cifras concretas. Eso lo discutiremos con el Gobierno. Una manera de aumentar esas ayudas financieras sería contar con más socios. El sector privado es uno de ellos. Vamos a explorar los posibles caminos para hacer esto realidad.

¿Qué perfil están buscando?

No nos inclinamos por un área en particular. Queremos gente comprometida, talentosa, líder, innovadora y que quiera regresar a Colombia a aplicar el conocimiento adquirido para impactar socialmente.

¿Qué debe tener el proyecto de estudio de un aspirante para que sea elegido?

Primero que todo, un buen candidato Fulbright debe tener pasión por lo que hace, y eso debe transmitirlo. En las entrevistas uno puede percibir el liderazgo del aspirante y su capacidad de propiciar un cambio, ya sea en la vida de sus estudiantes o en el rumbo del país a través de una política pública. En los ojos se ven esas características y no solo en un buen proyecto de estudio, que idealmente debe tener ese propósito de impactar socialmente.

¿Qué fortalezas tienen los estudiantes colombianos?

Están bien preparados, trabajan duro y tienen muchos valores. Actualmente, unos 7.000 colombianos están estudiando en EE. UU. Se trata del tercer país de Latinoamérica con más estudiantes en nuestro país.

En el ámbito académico, ¿cuál es el mayor interés de los estadounidenses para venir a Colombia?

La mayoría viene a enseñar inglés, pero a muchos les interesa trabajar en investigación en áreas como humanidades, ciencias sociales, ingenierías e innovación. Colombia es un país muy atractivo para estudios científicos y de innovación biotecnológica.

Testimonio
‘Hay que demostrar confianza’

María Alejandra López, politóloga

María Alejandra López, una politóloga de 26 años, acaba de lograr su sueño de convertirse en becaria Fulbright. Después de un año y medio preparando su postulación logró conseguir la financiación para cursar un máster en Política Pública en Loyola University, Chicago. Sus clases comienzan en agosto. “La clave para ganarse la beca radica en que nos sintamos seguros de nuestra trayectoria y de nuestras capacidades –asegura la joven, oriunda de Neiva y quien actualmente trabaja en el Ministerio de Vivienda–. También hay que tener muy claras nuestras metas y lo que podremos aportarle al desarrollo del país con nuestro proyecto”. El suyo, en particular, le apunta a atender las necesidades de las poblaciones que residen en zonas petroleras. “Mi objetivo es permitirles a estas regiones generar condiciones con el fin de alcanzar un desarrollo sostenible, de manera que cuando el petróleo se agote sigan siendo productivas”, explica López, quien se apoyó en expertos y académicos para formular su proyecto.

Testimonio
‘Una experiencia enriquecedora’

Pablo Montes Iannini, ingeniero ambiental

Pablo Montes Iannini obtuvo una beca Fulbright en el 2012. Desde agosto de ese año está en New Haven, Connecticut, donde cursa un doble programa en la Universidad de Yale: una maestría en Gestión Ambiental y otra en Administración de Empresas. “Estudiar en Estados Unidos ha sido una experiencia muy enriquecedora, tanto por lo que ocurre en el salón de clases como por lo que sucede en el resto del campus y en la vida cotidiana –asegura este ingeniero ambiental de 29 años–. He tenido la oportunidad de compartir con personas de muchas naciones y de distintas regiones de este país, aprender sobre sus culturas y, a la vez, enseñarles sobre la mía”.

La clave del éxito de su postulación, según explica, fue tener identificados todos los requisitos de la aplicación e ir avanzándolos en paralelo. “Creo que la razón principal por la que me dieron la beca es que pude comunicar cómo mi experiencia, mi plan de estudios y mis intereses estaban alineados con los del programa Fulbright”, concluye.

Los costos de elegir EE. UU.

Antes de elegir un curso en una universidad de EE. UU., y al margen de las ayudas que pueda obtener a través de becas o subvenciones, es importante que tenga en cuenta que la matrícula, otros costos académicos y el sostenimiento para un alumno extranjero en ese país están entre los 40.000 y los 70.000 dólares anuales. Una maestría de dos años cuesta, en promedio, 110.000 dólares y un PhD, de 5 años, 275.000. Hay ciudades en las que se vive con menos de 600 dólares mensuales, pero en otras necesitará al menos 2.500 dólares.

Consejos a la hora de postularse

El error más frecuente al aspirar a una beca es no tener claro qué se quiere estudiar ni dónde. “Los dineros disponibles para financiar programas educativos persiguen proyectos, no ambigüedades”, afirma Isabel Londoño, doctora en educación. El primer paso para solicitar una ayuda financiera –aconseja ella– es definir el proyecto y qué capacitación se requiere para cumplirlo. Luego, hay que buscar el programa específico y la universidad. Ann Mason, directora ejecutiva de Fulbright Colombia, señala que hay más chance cuando el aspirante demuestra el impacto social de su proyecto de estudios; es decir, que las becas caen en manos de quienes buscan generarle un bien a la sociedad.

Requisitos claves

Excelencia académica y profesional.

Buen nivel de inglés.

Plan de estudios de impacto para el país.

Capacidad de liderazgo.

Experiencia profesional y en investigación.

ANDREA LINARES GÓMEZ
Redacción Vida de Hoy

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.