El ballet enamoró a la tierra del joropo

El ballet enamoró a la tierra del joropo

En Villavicencio brilló la Compañía Brasileña de Ballet con 'El lago de los cisnes'.

notitle
21 de junio 2013 , 09:26 p.m.

Villavicencio. Afirma que ha exportado más bailarines que futbolistas en un país como Brasil. Su nombre es Jorge Texera, la cabeza de la Compañía Brasileña de Ballet, que dirige una cantera inagotable de jóvenes que con sus movimientos se han robado los aplausos de espectadores en China, Israel, Estados Unidos, Mónaco y Colombia.

En 1991 comenzó a reunir muchachos para abrirles el camino a un mejor futuro, lejos de la pobreza y la violencia, a través de la danza.

Así llegó Gustavo Carvalho, quien a sus 10 años dejó Cabo Frío para irse a Río de Janeiro con el propósito de seguir con su formación en ballet clásico, en el Conservatorio Brasileño de Danza, la escuela de la compañía. Hoy es uno de los destacados solistas y sueña con integrar el Royal Ballet de Londres.

Un camino más largo viene recorriendo Arasy Benítez, de 25 años. Esta paraguaya salió de su país para buscar oportunidades en el ballet. Luego de audiciones, logró entrar a la compañía, donde el talento y la dedicación la han llevado a visitar lugares que nunca pensó. Destaca el trabajo en equipo y la experiencia humana, que es lo que buscan regalarles a sus seguidores.

Esta labor social, con la ayuda del Estado, extendió el trabajo de Texera a pueblos y ciudades de su país. En el 2001 llegó su reconocimiento: fue nombrado director de la compañía.

En su segunda visita a Colombia, luego de su paso por Medellín, en diciembre pasado, donde cautivó con la obra Cascanueces, Texera y sus muchachos conquistaron anoche al público de Villavicencio. La interpretación de El lago de los cisnes, un clásico escrito por el compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovsky, llenó de magia la plaza Los Libertadores, en un evento gratuito.

Esta presentación marcó el inicio del 45 Torneo Internacional del Joropo, que se extenderá hasta el primero de julio y al que EL TIEMPO Casa Editorial se vinculó, en alianza con la Gobernación del Meta.

La obra, de cuatro actos, de 40 minutos cada uno, se extendió por tres horas. Los movimientos armónicos de 52 bailarines despertaron las sensaciones de un público que por primera vez apreció un espectáculo internacional de esta talla.

La historia del príncipe Sigfrido, que durante su cumpleaños debía escoger una hermosa mujer para que fuera su esposa, y que en su paso por el lago se rindió ante el encanto de la joven Odette, hechizada en cisne, sorprendió por su final.

La adaptación original, que concluye con la muerte de los dos enamorados, en esta versión terminó como un cuento de hadas. “El cuarto acto es diferente a todos los que han presentado porque acá ambos quedan vivos y son felices por siempre. Es la victoria del amor y del bien sobre el mal”, dijo Texera.

El vestuario es otro elemento único. El sello de la brasileña Tania Agra, con todos los detalles bordados a mano, sumergió al público. “Compañías de Rusia con las que compartimos quedaron impresionadas, no creían que alguien en Brasil pudiera hacer un vestuario así”, recordó Texera, quien pese a haber recorrido el mundo con la compañía, aún tiene un escenario pendiente: París.

Una ovación ensordecedora cerró esta velada. El domingo, el mismo escenario recibirá a los españoles de Toom-Pak con un espectáculo que mezcla reciclaje con percusión.

Nicolás Congote Gutiérrez
Enviado Especial de EL TIEMPO
Villavicencio

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.