Editorial: Un arranque mediocre

Editorial: Un arranque mediocre

20 de junio 2013 , 07:11 p.m.

Desde hace varias semanas, los analistas habían previsto que el crecimiento de la economía colombiana durante el primer trimestre del presente año sería mediocre. Dicha perspectiva fue confirmada ayer por el Dane, según el cual el incremento del Producto Interno Bruto entre enero y marzo apenas llegó al 2,8 por ciento. Tal guarismo es muy similar al observado en el segundo semestre del 2012, lo que confirma una desaceleración que solo puede ser calificada de importante.

Las causas del frenazo en esta oportunidad fueron múltiples. A decir verdad, con la única excepción del sector de la construcción, todas las demás actividades analizadas anduvieron a un ritmo lento, así unas pocas se ubicaran por encima del promedio. Ese fue el caso de los servicios sociales, comunitarios y personales, el ramo financiero y el suministro de electricidad, gas y agua.

Quizás el tropiezo más llamativo fue el de la minería, que desde el 2005 había mostrado tasas de doble dígito y que en esta oportunidad apenas logró avanzar en 1,4 por ciento. Semejante ralentización fue ocasionada por el carbón, que tuvo una descolgada del 21 por ciento debido al efecto conjunto de la larga huelga que paralizó las actividades del Cerrejón durante un mes, y a la suspensión de operaciones en el puerto de Drummond. Como resultado, se dejaron de producir unos cinco millones de toneladas del mineral, que pasaron su cuenta de cobro.

Otra mención especial merece la industria, con una contracción del 4,1 por ciento. Aunque circunstancias como la temporada de Semana Santa en marzo influyeron en el número de días hábiles, tal explicación no disimula la difícil coyuntura que atraviesan las manufacturas. Cuando se miran los índices que elabora el Dane, es evidente que la producción alcanzada se encuentra por debajo de la del 2007.

Y si se observan los subsectores, es claro que ramos específicos como textiles y confecciones o elaboración de maquinaria y equipo la han pasado muy mal. El motivo principal es la competencia externa, favorecida por una tasa de cambio que se ha apreciado mucho más de lo que sería aconsejable. Sin entrar en disquisiciones complejas, el mensaje de fondo es que hay un inconveniente proceso de desindustrialización en marcha, que tiene serios efectos sobre el empleo, como lo demostró hace poco la decisión del principal productor de llantas del país de cerrar operaciones.

Hecha la anotación, ahora la esperanza es que el crecimiento gane velocidad en lo que queda del 2013. Para la mayoría de los analistas, esa es una meta factible en la medida en que el bache que se sintió en la demanda de los hogares y en otras áreas quede atrás. Así parecen confirmarlo algunos indicadores, al igual que las expectativas de empresarios y consumidores.

Adicionalmente, las apuestas se concentran en la construcción, que se debe consolidar como el sector líder de la economía. Por un lado, la actividad edificadora se debería ver impulsada por el programa de construcción de 100.000 casas gratis y por los planes de estímulo a la vivienda. Por el otro, la llamada locomotora de la infraestructura empieza a moverse más rápido, debido al despegue de un buen número de proyectos viales.

En tal sentido, el desafío de las autoridades es asegurarse de que los planes de estímulo se concreten y de que la ejecución de la inversión pública cumpla con los cronogramas. Solo así será posible enmendar la plana de un año que comenzó con tropiezos, pero en el cual es factible todavía mejorar el paso.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.