TLC: Colombia se quedó de bachiller

TLC: Colombia se quedó de bachiller

notitle
20 de junio 2013 , 04:18 p.m.

Se encuentran dos bachilleres que no se habían vuelto a ver desde su graduación, en el desaparecido Liceo Antioqueño (U. de A.), el mejor de Antioquia en toda su historia, y que fue cerrado por la clase dirigente antioqueña:

‒¿Qué más? ¿Qué estudiaste? Vos eras el mejor de todos. ‒Me salí de Ingeniería Química y me puse a trabajar. ¿Y vos? –Estudié medicina en la de Antioquia y ahora hago cirugías del corazón. ‒¡Qué bueno! ¿Y tenés platica?

Santiago Montenegro, presidente de Asofondos y exdirector de Planeación Nacional, sostiene que el libre comercio y los recursos naturales son la base del desarrollo económico: “Afortunadamente, cada día hay más conciencia de las posibilidades de crecer hacia fuera y aprovechar las ventajas comparativas que tiene Colombia. Las nuevas teorías del desarrollo también han demostrado que los países que hoy son desarrollados crecieron con base en recursos naturales” (‘Sociedad abierta, geografía y desarrollo’, 2006).

En este sentido, por su parte, el proyecto de ley 178 del 2006 (TLC de Colombia con EE. UU.) hace un listado de los productos que expresan nuestras ventajas comparativas: “(...) las frutas, las hortalizas, los productos cárnicos, los lácteos, el cacao, el tabaco, el caucho, los productos de la acuicultura, los maderables, las confecciones, los productos de la industria editorial, y muchos más”. ¿Cuáles? Si fueran importantes, no estarían en “muchos más”.

Respecto al TLC que estaba siendo negociado con Israel y cuyas negociaciones acaban de ser cerradas apresuradamente, en visita de Juan Manuel Santos (JMS) a Israel, se pone en claro la división del trabajo entre este país y el nuestro, “que se complementan muchísimo” (JMS): “Colombia exporta a Israel principalmente carbón, café y sus derivados, esmeraldas y flores, en tanto que las importaciones colombianas del Estado judío se concentran en productos manufacturados y de alta tecnología.” (‘Colombia e Israel firmaron tratado de libre comercio’, ‘elcolombiano.com’, 10-6-2013). Revelador: “El 95 por ciento de las exportaciones de Colombia a Israel es carbón”. (‘Colombia e Israel cerraron negociaciones de TLC’, ‘eltiempo.com’, 10-6-2013). Y el carbón es de las multinacionales, que evaden impuestos y descuentan las regalías de aquellos, mientras contaminan ríos, suelos y mar. La trampa del PIB.

Colombia y la India todavía no tienen un TLC, pero las palabras del embajador hindú, Riewad Warjri, en Bogotá, no dejan lugar a dudas sobre el tipo de comercio que les conviene a ambas naciones: “India buscará ampliar también sus exportaciones a Colombia de artículos de ingeniería, farmacéuticos y servicios TIC (tecnologías de la información y de la comunicación), así como invertir en sectores tales como hidrocarburos, minería y agricultura”. En cuanto a Colombia: “las exportaciones pueden ser diversificadas y extendidas al café y otros productos agrícolas” (‘El Mundo’, 20-1-2012).

En las negociones del TLC de Corea y Colombia: “Corea está siendo agresivo en sus solicitudes en relación con automóviles, cinco subpartidas de autopartes, dos de llantas, cuatro de electrodomésticos y una de confecciones“ (informe del Consejo Gremial Nacional). Por su parte, Colombia ha sido particularmente insistente en 30 de 116 subpartidas de bienes agropecuarios para lograr mejores condiciones de acceso en banano, café, lácteos, carne de res, preparaciones de pollo y alimentos elaborados (‘Así va el desigual TLC con Corea’, ‘elcolombiano.com’, 5-3-2012). Hyundai contra café, buen negocio para los coreanos.

El 15 de mayo del 2012 entró en vigencia el tratado de libre comercio (TLC) con los EE. UU., y ahora cumple un año de vida. Sin embargo, los 100 productos más importantes que generan el valor del 97 por ciento de las exportaciones colombianas entrarían a los EE. UU. con TLC o sin TLC. (‘No se requiere un TLC para competir en EE. UU.’, ‘elcolombiano.com’, 16-5-2013), por ser exportaciones de productos básicos, sin mayor valor agregado, como café, petróleo, carbón, minerales, etc.

¿Cuáles son los nuevos bienes colombianos provenientes de Antioquia? “Granadillas, pulpas de maracuyá, barcos de pesca (¿?), cardamomos, rodilleras, pastas de tomate y hasta tampones higiénicos” (‘Antioquia sí aprovecha el potencial del TLC con EE. UU.’, ‘elcolombiano.com’, 15-5-2013). Por su lado, el Ministerio de Comercio, Proexport y la Oficina para el Aprovechamiento del TLC se les hace agua la boca al hablar de las maravillas de las exportaciones colombianas de “chirimoya, maracuyá morado, jugo de guanábana”, etc.

Corea del Sur, un país pobre en recursos naturales, que también tiene firmado un TLC con los EE. UU., en la misma fecha, ha aumentado el superávit comercial, sobre todo en autopartes y en exportaciones de autos a los EE. UU. Si EE. UU. exportó cerca de 9.500 autos más a Corea en el 2012, Corea le vendió 1’300.000. Mientras que las exportaciones de autos estadounidenses a Corea han aumentado 4 por ciento bajo la vigencia del TLC, las importaciones de automóviles coreanos por parte de EE. UU. han aumentado 17 por ciento, lo que ha causado un aumento del 18 por ciento en el déficit comercial automotor de EE. UU. con Corea (‘Korea, Colombia and Panama FTA Outcomes’, ‘citizen.org’, 5-2013).

Corea, en menos de 50 años, se ha trasformado profundamente, pasando de exportar bienes agrícolas y carbón a exportar bienes de alta complejidad tecnológica, con un fuerte apoyo del Estado, lo que a su vez ha generado grandes transformaciones sociales, de tal magnitud que el economista surcoreano Ha-Joon Chang lo ha expresado así: “Es como si Haití se hubiera convertido en Suiza”. En términos del nivel de vida. Al contrario, Colombia avanza lentamente y en beneficio de los intereses creados, que están divorciados del resto de los intereses nacionales.

Siguen conversando los bachilleres: ‒¿Y vos qué? ‒Pues, hombre, me jodí por no seguir estudiando, y me voy, porque con esta berraquera no tengo ni ganas de hablar.

Ventajas naturales: no estudiar. Estudiar: transformación productiva. Mientras la clase dirigente envía al extranjero sus hijos inteligentes a estudiar, y convierte a los otros en políticos, espera que Colombia sea competitiva en guayabas y madroños. Colombia es como el bachiller que dejó de estudiar. Está llevada.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.