'Hacer a Jaime Garzón me golpeaba; lloré mucho': José Manuel Ospina

'Hacer a Jaime Garzón me golpeaba; lloré mucho': José Manuel Ospina

El actor de 'Los tres caínes' sufrió una terrible confrontación personal al encarnar este personaje.

notitle
19 de junio 2013 , 11:08 p.m.

Encarnar a Jairo García o a Jaime Garzón resultó todo un reto para José Manuel Ospina, quien con esta caracterización logró revivir al humorista y periodista asesinado el 13 de agosto de 1999. Pese al gran papel que se fajó, en el interior del actor hubo una lucha de sentimientos. “Con solo ponerme la camisa, la peluca o las gafas del personaje la cosa era distinta. Mi cabeza no funcionaba de la misma manera”. Era como si en el set estuviera el mismísimo Garzón.

Hubo una conjugación de carcajadas y lágrimas que incluso tocó al elenco y a quienes estaban detrás de cámaras. “Interpretar a Jaime me golpeaba, era muy fuerte. Había mucha emotividad y en lugar de hacer reír quería sentarme a llorar. Me tocó trabajar el distanciamiento y hacer una dicotomía entre el personaje y yo. El día que grabamos la muerte fue el más fuerte porque se hizo en la misma camioneta en la que lo mataron y muchas de las cosas fueron las que ocurrieron realmente. Ese día lloré y solo pudimos grabar esa escena de las muchas que teníamos. Apenas hacían el conteo empezaba a llover, terminábamos y otra vez ocurría lo mismo. Pensamos que era Jaime que nos estaba ‘mamando gallo’. Fue muy nostálgico y tenía angustia de llegar a ese punto de la grabación”.

Uno de los momentos más dramáticos fue cuando en escena apareció Aristides o Heriberto de la Calle, pues entre largos silencios y leves sonrisas, contener el llanto fue imposible para todos. “La vestuarista y la maquilladora (que eran las mismas que transformaban a Jaime) se abrazaron y no hicieron más que llorar porque el parecido era muy grande y la caracterización y la representación fueron muy buenas… Tenía un miedo infinito de meterme en la piel de ese personaje por lo que significó para el país y para el mismo Garzón, quien se desdibujaba haciéndolo”.

Para José Manuel la confrontación personal fue constante pues en su interior hubo rabia y dolor de patria al descubrir algunos hechos que ocurrieron; incluso el temor lo embargó a la hora de encarar el asesinato de su colega con quien en la vida real dejó un proyecto pendiente.

“La catarsis y el control los logré a punta de tinto y de idas al baño. Me miraba en el espejo, lloraba y regresaba a grabar. El día de la muerte de Jaime, yo iba para Radionet porque hacía unos programas para Caracol, y cuando pasé y vi la camioneta pensé que se había estrellado; pero cuando llegué la gente estaba atacada llorando y nadie hablaba. Pregunté qué había pasado y me dieron la noticia de que lo habían matado hacía media hora. ¡Fue terrible! Justo una semana antes le había dicho que me diera la oportunidad e íbamos a grabar algo, pero se nos adelantaron”.

Se refugió en la oración

En la producción, Giovanny Mancera vistió el uniforme del comandante de las AUC de Sucre, un hombre que ordenó torturas, secuestros, extorsiones y amenazas y que le ocasionó sus peores sueños: “Él es la antítesis mía. No soy un cristiano fanático pero estos principios sí marcan mi vida. Hice una catarsis para dejar de lado quien soy y asumir el personaje. La noche del primer día que grabé tuve pesadillas, gritaba los nombres de quienes eran mis víctimas en la escena. Estaba ‘paniqueado’ y me senté, empecé a orar y me tranquilicé. Tenía los textos grabados”.

POR: CRISTINA ESTUPIÑÁN
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO PARTICULAR

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.