Heat y Spurs, a muerte en el séptimo juego de la serie final de la NBA

Heat y Spurs, a muerte en el séptimo juego de la serie final de la NBA

El campeón se definirá este jueves en el American Airlines Arena de Miami.

notitle
19 de junio 2013 , 10:56 p.m.

Los equipos Miami Heat y San Antonio Spurs velaban sus armas este miércoles, en vísperas del séptimo y decisivo partido de la final por el campeonato de la NBA, cada uno a su modo, acomodando en su psiquis errores y virtudes de cara a un encuentro que marcará el destino de muchos de sus jugadores. Con la serie empatada 3-3, ambos quintetos saltarán la noche de este jueves a la cancha del American Airlines Arena para definir la historia de los playoffs finales más disputados de los últimos años.

"No hay ningún juego 8", expresó con rotundidad el astro argentino Manu Ginóbili sobre la importancia de la próxima cita para los dos clubes. Ginóbili y Spurs estuvieron a cinco segundos de coronarse campeones de la temporada 2012-2013, pero un triple milagroso de Ray Allen le cambió el final a la película y ahora tendrán que reescribir el guión desde otra óptica.

Spurs llevaba ventaja de 95-92 cuando, faltando 5,2 segundos para ganar su quinto título como franquicia, el veterano Allen encestó un triple desde un costado para mandar el partido a un tiempo extra, donde Miami logró imponer su ley y ganar 103-100 en tiempo extra, para forzar el séptimo juego este jueves.

"Miami jugó un gran partido. Ha sido una larga temporada para los dos equipos, pero ambos preferimos estar aquí, y no en casa viendo la final", declaró el técnico de San Antonio, Gregg Popovich. Spurs estaba ya casi descorchando la champaña y las camisetas y gorras que se dan al campeón de la final estaban ya en su vestuario, cuando Allen puso a correr al personal de apoyo de la arena de Miami con un tiro que ya ha pasado ser parte de las grandes leyendas de la NBA.

Las botellas de la llamada 'bebida de los dioses' fueron llevadas de vuelta al almacén, a la espera de lo que suceda este jueves. Por ello, el siguiente tope será crucial en la carrera de las dos dinastías que se enfrentan en esta serie.

San Antonio y sus veteranos Tim Duncan, Tony Parker y Manu Ginóbili están a punto de perder su último tren por el campeonato, mientras Miami y su 'Big Three' de LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh no quieren bajarse del carro triunfador por un buen tiempo, y buscan repetir el título ante su propia gente.

"Ese tiro de Ray (Allen) lo tendré en mi memoria por largo tiempo, pero ahora no vale la pena mirar atrás y preguntarnos si hubiéramos hecho las cosas de otra manera", declaró Duncan, el jugador más consistente de Spurs en esta serie.

Duncan tuvo una excelente actuación con 30 puntos y 17 rebotes, pero igual vio como Spurs dejaban escapar la victoria al cometer numerosos errores en los finales del tiempo regular y del adicional. Pero como todo es según del color del cristal con que se mira, para LeBron James la canasta de Allen marcará un punto en la gran historia de la NBA.

"La canasta de Ray la voy a estar disfrutando creo que toda mi carrera", confesó LeBron James, un monstruo que se echó a Heat a las espaldas para anotar 18 de sus 32 puntos en el último cuarto y meterlo de nuevo en el partido, dejando la escena lista para el triple de Allen. Sin embargo, que el enceste de Allen tenga consecuencias en la historia futura de la NBA, dependerá de la consistencia mental de cada bando.

"No podemos caer en pánico. Sabemos lo que queremos hacer", dijo Parker, y los de San Antonio en este aspecto parecen tener cierta ventaja. El hecho de jugar 11 temporadas juntos, ganando tres campeonatos, les da a los 'Tres Grandes' de Spurs lo que Ginóbili llamó en una ocasión "un conocimiento corporativo".

Duncan, Parker y Manu forman la memoria institucional de los Spurs, una memoria que ha resistido golpes tan fuertes como el tiro de Allen. Por su parte, LeBron, Wade y Bosh apenas viven el segundo capítulo de un cuento de hadas. Que trasciendan como dinastía dependerá de que sepan interpretar el triple de Allen como una segunda oportunidad para redimir errores.

Aunque si el pasado es una indicación de lo que está por venir, los de Florida pueden empezar a descorchar la champaña. De las 17 finales de la NBA que se han extendido a 7 partidos, el equipo ganador del sexto juego se ha llevado el título en 14 ocasiones.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.