Así cayó el verdugo de la 'Chiva' Cortés

Así cayó el verdugo de la 'Chiva' Cortés

Alias el 'Tuerto', ideólogo y jefe político del frente 53 de las Farc, fue capturado en Usme.

notitle
19 de junio 2013 , 06:32 p.m.

Una vez se bajó de la buseta, Jhon Jairo González Vanegas, alias ‘Jaime’ o el ‘Tuerto’, le presentó su cédula, expedida en Villavicencio, a los funcionarios de la Policía que le siguen los pasos al frente 53 de las Farc. Estos miraron la cédula y fijaron sus ojos en el rostro de González Vanegas.

“Es él. Sigue siendo el mismo. No ha cambiado nada. Infórmenle del requerimiento judicial, léanle los derechos del capturado, y deténganlo”, dijo quien comandó la operación.

De inmediato y como de la nada, llegaron ocho comandos élite, armados hasta los dientes, que rodearon el vehículo de transporte público, mientras otros cuatro aseguraban con sus armas automáticas el procedimiento judicial.

“Jhon Jairo González Vanegas, queda detenido por el delito de rebelión, tiene derecho a guardar silencio”, le advirtieron. Sorprendido, el ‘Tuerto’ se acomodó la gorra que portaba en la cabeza, mientras un agente le enseñaba las esposas.

“No sé de qué me está hablando. Ustedes están equivocados”, dijo el guerrillero, yo no soy la persona que están buscando.

En el puesto de control ubicado en el sector de El Divino Niño, de la localidad de Usme, vía a Bogotá, terminó la travesía que inició el jefe político e ideólogo del frente 53, desde Mesetas (Meta), por cinco municipios del suroriente del país. Como todos los jefes de las Farc, sus desplazamientos los hizo extremando sus medidas de seguridad, deambulando hasta una hora por una misma zona antes de viajar, para saber si era objeto de seguimientos. De esa manera, evadió los controles del Ejército en zona rural de Lejanías, Restrepo, Cumaral y Mesetas (Meta). Desde allí hasta El Castillo abordó tres vehículos, con placas falsas, que le proveyeron milicianos.

En este municipio ingresó a un almacén para comprar una chaqueta azul, un jean y zapatos tenis de marca. Luego tomó una buseta en la que pretendía llegar hasta Medina (Cundinamarca). Viajó sin escoltas y cargaba un maletín con una muda de ropa, una sudadera, un pasamontañas, una ruana, un par de botas de caucho y una bolsita de color rojo.

De acuerdo con las informaciones obtenidas, Jaime el ‘Tuerto’ se dirigía a zona rural de Medina para reunirse con alias el ‘Zarco’ Aldinever, jefe del interfrente Ariari del bloque oriental, con Vicente Millán, comandante del frente 52, el ‘Loco’ Iván, cabecilla del frente 53 y ‘Jon 26’, jefe de finanzas de esta estructura militar. El propósito era coordinar acciones militares para la retoma del páramo de Sumapaz, durante el segundo semestre de este año.

“Por fuentes humanas, especialmente desmovilizados, y por los controles técnicos que hicimos a sus comunicaciones, sabemos que las Farc pretenden acercarse de nuevo a Bogotá desde el Sumapaz. El ‘Tuerto’ era una pieza clave en ese proyecto”, dijeron los investigadores que lo capturaron.

El pasado 15 de febrero de este año, el ‘Zarco’ Aldinever coordinó el atentado terrorista con cargas explosivas contra un camión del Ejército, cuando se desplazaba por el sector de La Chorrera en el Sumapaz y se dirigía al Batallón de Alta Montaña. En el ataque murieron un capitán, un suboficial y un soldado de la Décima Tercera Brigada.

Un desmovilizado, conocido como el ‘Universitario’, quien integró la escuela de cuadros políticos del frente 53, les dijo a las autoridades que con ese atentado el ‘Tuerto’ y el ‘Zarco’ Aldinever le notificaron a Mauricio, el ‘Médico, quien reemplazó al abatido ‘Mono Jojoy’ como jefe del bloque oriental, que se ponía en marcha la retoma del páramo y seguirían los atentados contra los militares allá emplazados.

“Jaime venía a Cundinamarca a preparar atentados terroristas en Medina, Ubaque, Chipaque, Cáqueza, Fosca y Gutiérrez. Lo mismo que organizar el Movimiento Bolivariano de masas en esas poblaciones. La retoma de Cundinamarca es una prioridad para el ‘Médico’ ” , aseguró el desmovilizado.

Fue la trayectoria militar de 25 años en las Farc, la que permitió que el Secretariado escogiera al ‘Tuerto’ para volver a Cundinamarca. Natural de Buga (Valle), González Vargas se inició en el frente 7, y se especializó en la elaboración de explosivos y cilindros bomba, estuvo además en los frentes 31, 39, 40, 54, la columna móvil Arturo Ruiz y ahora en el frente 53. Participó entre 1999 y el 2001 en las pescas milagrosas en la vía al Llano que coordinó el entonces jefe del frente 53 y del Estado Mayor del Bloque Oriental (Embo), Edison Romaña, especialmente en el sector de Monte Redondo, municipio de Guayabetal.

De acuerdo con las investigaciones adelantadas por organismos judiciales, por orden de Romaña estuvo en las tomas de Miraflores (Guaviare) y Mitú (Vaupés); dirigió los ataques contra La Uribe, Puerto Lleras, Puerto Rico, El Castillo, y atentados en Lejanías, Mesetas y Vista Hermosa (Meta). También en los ataques contra San Juanito, Quetame, Cáqueza, Medina, Usme y Gutiérrez (Cundinamarca).

“Según informaciones que están en la Fiscalía, el ‘Tuerto’ y el ‘Zarco’ Aldinever habrían participado en el ataque contra la base móvil del Ejército que estaba en la zona alta de Gutiérrez en julio del 99, donde fueron asesinados 18 soldados. Esa experiencia y conocimiento militar de la región fue tenida en cuenta para que volviera a meterse al Sumapaz, de donde las Farc fueron sacadas hace 12 años”, dijeron los investigadores.

Durante los diálogos de paz en la zona de distensión, hizo parte del grupo de instructores que adiestraron a los explosivistas de la Red Urbana Antonio Nariño (Ruan), autora de atentados con carros bomba en el sector de los San Andresito y la sede de la Sijín del Comando de la Policía Metropolitana, en Bogotá.

El secuestro de la ‘Chiva’

En el historial de sus actividades dentro de las Farc, Jhon Jairo González Vanegas figura como uno de los actores intelectuales del secuestro del periodista Guillermo la ‘Chiva’ Cortés, el 22 de enero del 2000, en su finca de Choachí (Cundinamarca), a quien el ‘Mono Jojoy’ confundió con un poderoso hacendado.

Durante esos 205 días de cautiverio, la ‘Chiva’ Cortés fue sometido a toda clase de humillaciones y obligado a realizar agotadoras caminatas que afectaron su salud, una de las cuales duró 12 días, según relató el periodista luego de ser rescatado por el Ejército.

“El ‘Tuerto’, para presionar a la familia del doctor Cortés para que entregara 3.000 millones de pesos por su liberación, ordenó que mataran una gallina, recogieran la sangre, y se la derramaran en su rostro y ropas, mientras permanecía amarrado a un árbol. Luego le tomaron una foto y la enviaron a uno de sus hijos advirtiéndole que su padre estaba herido de gravedad y se iba a morir, si no pagaban por su liberación”, aseguró un desmovilizado del frente 53 que custodió a Cortés durante los 4 primeros meses de cautiverio.

Para que no tuviera contacto con los guerrilleros, ordenó, bajo amenaza de muerte, que no hablaran con él. Le dejaban la comida a varios metros de donde permanecía amarrado para que viniera a recogerla. “Jaime, el ‘Tuerto’, nos dijo que el periodista era una persona preparada y era peligroso hablar con nosotros, porque de pronto, por su edad, nos convencía de que lo dejáramos ir”, relató el desmovilizado.

A finales de los 90, el ‘Tuerto’ se convirtió en el terror de Cundinamarca, junto con el ‘Negro Antonio’ del frente 44, por los secuestros y ataques contra las poblaciones, además crearon una red de milicianos dedicados a extorsionar a comerciantes, agricultores, profesionales, tenderos y transportistas en veredas y cabeceras municipales. Guerrilleros que estuvieron bajo su mando, ahora reinsertados a la vida civil, dicen que muchos de los secuestros los ordenó lista en mano, mientras comía dulce de manjar blanco o cortado de arequipe, que mandaba de traer del Valle.

“El ‘Tuerto’ no esperaba ese puesto de control en el sector de El Divino Niño. Cuando se vio solo y rodeado casi le da un infarto. Es el mismo de las fotos y videos que existen. Su rostro aparece con boina militar, con sombrero de paisano, con gorras deportivas. Cuando sacó la ropa que llevaba en el maletín se le cayó la bolsita roja y se quebró un frasco que contenía un riego para la buena suerte. Yo le dije bromeando, ‘se le cayó el aceite milagroso y por eso fue que lo atrapamos’ ”, dijo uno de los investigadores.

La verificación de cicatrices de heridas de bala en sus piernas y otra en su mano izquierda confirmaron que era Jaime el ‘Tuerto’, jefe político e ideólogo del frente 53, quien convirtió el cautiverio de la ‘Chiva’ Cortés en un infierno y venía a recuperar el páramo de Sumapaz, para las Farc.

JOSÉ GREGORIO PÉREZ
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.