Abren nueva oficina del Gaula de la Policía en Villavicencio

Abren nueva oficina del Gaula de la Policía en Villavicencio

Gaula de la Policía abrió una oficina alterna en la sede de la Central de Abastos.

notitle
18 de junio 2013 , 06:21 p.m.

Los comerciantes o demás ciudadanos que necesiten ayuda para no ser víctimas de secuestro o extorsión tienen desde ahora un nuevo lugar en el cual podrán recibir ayuda.

Dentro de las instalaciones de la Central de Abastos de Villavicencio, detrás de la bodega mayorista, fue puesta en servicio una oficina del Grupo Antisecuestro y Antiextorsión (Gaula) de la Policía, cuya función será servir de apoyo para combatir este delito.

La misión de la nueva oficina, según Ómar Rivera, jefe Antisecuestro del Gaula Meta, es además acercar a la comunidad hacia las instituciones del Estado, en especial los que tienen que velar por la seguridad, como ocurre en este caso.

El objetivo inicial es ayudar a las víctimas a vencer el miedo a denunciar, porque para el experto, el temor es el primer insumo que utilizan los delincuentes para lograr su cometido y poder sacarles dinero a las personas.

Aunque hizo énfasis en que en la oficina se podrán recibir las quejas, también invitó a la comunidad a llamar a la línea nacional 165 –se puede marcar desde un teléfono celular con o sin minutos– y reportar el caso bajo absoluta reserva.

Aclaró que aunque la oficina fue instalada gracias a una alianza estratégica con los copropietarios de la CAV, también pueden acudir a la sede principal, en el barrio El Buque.

“Efectuar un pago significa matricularse en la escuela de la extorsión y someternos a lo que la voluntad del bandido nos indique”, aseveró.

Los extorsionistas primero localizan a la víctima para hacer el pedido del dinero, y por ello es necesario acudir de inmediato a las autoridades y no esperar a que vuelvan a llamar y menos pagar lo que piden.

Riesgos que corre si paga

Si usted accede a pagar un secuestro o una extorsión puede correr riesgos innecesarios como:

1. No garantizar el regreso de la víctima sana y salva a la libertad.
2. Aumentar el riesgo de un nuevo secuestro y aumento de extorsiones
a su familia.
3. Fortalece al delincuente para extorsionar o secuestrar a otras personas.
4. Termina con su tranquilidad
y la de sus seres queridos.
5. El delincuente le seguirá exigiendo dinero hasta dejarlo en la quiebra.
6. Así pague, no terminarán las amenazas, no acceda a presiones.

REDACCIÓN LLANO 7 DÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.