Colegios sin más comida 'chatarra'

Colegios sin más comida 'chatarra'

Un proyecto de ley presentado al Congreso busca que se restrinja la venta de alimentos no sanos.

notitle
18 de junio 2013 , 04:15 p.m.

Como saber que la comida ‘chatarra’ es mala para la salud no ha sido suficiente pare evitarla, en el Congreso de la República fue presentado un proyecto de ley para que se “prohíba y restrinja la venta y consumo de los alimentos no sanos en los establecimientos educativos públicos y privados de todo el país”.

Las cifras más recientes muestran que uno de cada seis niños colombianos tiene exceso de peso, según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud.

El proyecto fue presentado por el representante a la Cámara Yahir Fernando Acuña, de Afrovides –el partido de las negritudes– el pasado 29 de mayo, quien argumentó: “Buscamos disminuir el número de enfermedades crónicas producto del consumo de alimentos procesados y la consulta de niños por casos de diabetes y problemas coronarios a muy corta de edad. Es, sin duda, un grave problema de salud pública”.

Con seis artículos, la iniciativa, que se comenzará a discutir el próximo semestre, busca, básicamente, que el Ministerio de Educación exija, dentro del proyecto educativo institucional, la enseñanza de buenos hábitos nutricionales, desarrolle políticas para vigilar la venta de productos que se consumen en el interior de las instituciones educativas y cree una lista de alimentos nutritivos que se deberán considerar para la venta y consumo en las tiendas y restaurantes escolares.

El director de promoción y prevención del ministerio de Salud, Elkin, Osorio dijo a EL TIEMPO que se trata de una buena propuesta en el mismo sentido en que van las políticas de estilos de vida saludables, como las de evitar el consumo de tabaco y fomentarla actividad física, porque es costo efectivo que niños y adolescentes adopten estilos vida sanos, que se adquieren en el lugar donde se estudia y vive.

Osorio aclaró: “No es meter a la cárcel a alguien por esto. Hablamos de un tema promocional de alimentación sana y actividad física. Hay un instrumento muy importante que es la oferta de alimentos sanos. En los no sanos habría una explicita prohibición de que no los distribuyan, como hicimos con el tabaco”.

Según el funcionario, es un tema que requiere el respaldo del Ministerio de Educación y alianzas con los sectores productivos, incluyendo empresas y centros de cuidado de bienestar, que se deben comprometer a tener disponibilidad de alimentos sanos, seguros y saludables.

“Antes de promover, lo que hacemos es buscar un gran acuerdo social frente al asunto. No es persecución política sino un acuerdo entre las familias, consumidores y todos. La idea es que algunas empresas hagan la reconversión de sus productos, por ejemplo, las grandes multinacionales han cambiado la hamburguesa para poner ensalada o fruta en el menú”, agregó.

Para determinar límites entre lo que hará parte de la ‘comida chatarra’ y lo que no, el director de promoción y prevención del Ministerio de Salud cree que es mejor hablar de alimentos más saludables que otros teniendo en cuenta grasas trans y saturadas, alimentos que proveen más y menos energía, y frutas y verduras.

Las partes

Los primeros en aplaudir el proyecto fueron los padres de familia, representados por Carolina Piñeros, directora ejecutiva Redpapaz, quien cree que esto no solo afecta la salud, sino el rendimiento escolar de los niños.

“Para los padres es maravillosa la propuesta, creo que sería de gran ayuda. Es ideal que en los restaurantes escolares la alimentación sea balanceada y nutritiva, tenemos que entender que los niños aprenden hábitos en el colegio”, dijo Piñeros.

Por su parte, Carolina Lorduy, directora ejecutiva de la Cámara de la Industria de Alimentos de la Andi (Asociación Nacional de Industriales) consideró que “prohibir el consumo de ciertos alimentos no parece una política eficaz”.

Según la vocera de la Andi, la obesidad es una condición que no se deriva solo de la comida sino también del sedentarismo, los ambientes, el estrés. Según ella, ninguna dieta que no incluya todos los nutrientes necesarios para el organismo y en proporciones adecuadas es benéfica.

No obstante, Lorduy aseguró que comparten la preocupación del Gobierno y del Congreso por el aumento en los índices de obesidad y, para ello, las empresas del sector, individualmente y a través de la Cámara, adelantan acciones en el mismo sentido, como son, reducir los porcentajes de grasas trans y saturadas, azúcar y sal en sus preparaciones.

¿Qué es comida 'chatarra'?

Gustavo Díaz, nutricionista e investigador de la Universidad del Bosque, explicó que la comida denominada ‘chatarra’ son fritos o alimentos demasiado calóricos que, generalmente, son hechos con aceites saturados y grasas trans, los cuales pueden ofrecer beneficios a sus productores como rápida cocción y rendimiento, pero son perjudiciales para el consumidor, sobre todo, en términos de enfermedades cardiovasculares.

Díaz también incluyó, entre los alimentos no saludables, las carnes procesadas porque, casi siempre, están hechas con el ‘reciclaje’ de los cortes de carne, que además tiene grasas y conservantes. Las gaseosas son un factor para padecer diabetes, cáncer y caries dental.

Países que ya la restringen

- En Perú, tras aprobarse la ley que regula la publicidad de comida ‘chatarra’ dirigida a menores, una encuesta hecha en mayo de este año mostró que la mayoría de peruanos estuvo de acuerdo con la regulación para menores de 16 años, mientras los industriales han pedido un cambio o la derogación de la norma.

- En mayo de este año Chile también adoptó la medida. El Congreso aprobó que se prohíba la venta de comida ‘chatarra’ en las escuelas de ese país para los menores de 14 años. La norma establece, además, restricciones en la publicidad sobre estos productos y un etiquetado con información nutricional.

- En 2012, en Costa Rica, los ministerios de Salud y Educación emitieron un decreto para prohibir la venta de comida chatarra y bebidas gaseosas. Las cafeterías no pueden vender productos con grasas trans, galletas rellenas de chocolate, bocadillos en bolsa ni leche entera saborizada. Tampoco papas, empanadas, enyucados y plátanos fritos.

Experiencia en Colombia

Los colegios Liceo Francés, Nueva Granada y María Ángela en Bogotá, y Marymount y Alemán de Medellín, prestan sus servicios de alimentación con la empresa Majoi y ofrecen estrictos refrigerios y almuerzos a los niños sin bebidas gaseosas, ni paquetes.

Solangie Gómez, nutricionista de Majoi, dijo que, por ejemplo, en el Liceo Francés existe un comité de menú integrado por los representantes de los padres de familia, de los profesores, de la enfermería, los estudiantes y de la empresa de alimentación quienes aprueban y modifican la propuesta.

Los criterios alimenticios incluyen: cero gaseosas desde hace ocho años, tampoco salchichas a la hora del almuerzo desde hace cuatro, y pocos fritos y salsas. En cambio, ofrecen pescado o mariscos una vez a la semana de diferentes especies y preparaciones, y la opción a la plancha de la proteína, una barra de ensaladas con 10 variedades, verdura caliente, fruta y un carbohidrato.

Los niños tienen disponibles jugos de fruta con o sin azúcar, agua y bebidas lácteas como yogurt y kumis.

Los refrigerios son similares, con fruta de cosecha, proteína y galletas o bizcochos caseros.

“Lo que he visto es que los niños se acostumbran a eso, comen bien ensaladas y verduras. Buscamos que les guste la comida, pero también que sea equilibrada y nutritiva”, agregó Gómez.

ANDREA FORERO AGUIRRE
REDACCIÓN ABC DEL BEBÉ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.