Crece indignación por el asesinato de joven universitario de Eafit

Crece indignación por el asesinato de joven universitario de Eafit

Alcaldía de Bello ofrece entre 5 y 10 millones de pesos para dar con el paradero de los asesinos.

18 de junio 2013 , 08:23 a.m.

Fue tanto el amor que David Alejandro Múnera tuvo por su camándula que entregó su vida antes de permitir que los ladrones se la llevaran. Hoy, cuando se realizará una marcha para rechazar el homicidio y la Alcaldía de Bello ofrece entre 5 y 10 millones de pesos para dar con el paradero de los asesinos, crece la indignación entre sus familiares y amigos por el que califican como un infame crimen.

Rayaban las 2:30 a.m. del pasado sábado. El joven de 21 años, departía con dos amigos en el sector La Florida de Bello. Dos hombres aparecieron de la nada y sin mediar palabra los amenazaron con un arma. Iban por sus pertenencias. Le quitaron el celular y la billetera, pero cuando le mandaron la mano al cuello para arrebatarle la camándula iniciaron los problemas.

“¡Estalláselo!”. Gritó uno de los ladrones al ver la resistencia del joven para evitar que le quitaran el regalo que le había dado su madre tres años antes. Éste, sin pensarlo dos veces, descargó su arma sobre el cuerpo del estudiante becado de sexto semestre de Administración de Negocios de Eafit.

Según una amiga de él, quien presenció el hecho, David alcanzó a decir: “No me pasó nada”. Y luego se desplomó.
Aunque alcanzaron a montarlo en un vehículo con vida, en el camino al hospital, David falleció.

“Es algo inverosímil que por una simple cadena lo mataran –expresa su madre con la voz entrecortada–. Él era muy alegre. Les colaboraba a todas las personas, era muy tierno, amoroso y especial. No entiendo por qué lo hicieron”.
En la mujer aún está vivo el recuerdo de aquel día en que entre los dos escogieron la camándula de murano: “Fuimos los dos a comprarla. Ambos la escogimos. Fue un regalo que le di con todo el cariño”, recuerda.

Por otro lado, el secretario de Gobierno de Bello, Jorge Iván Giraldo, reconoce que aún no se tienen mayores pistas sobre los asesinos del joven: “Creemos que son bandas de la comuna noroccidental de Medellín que vienen a delinquir al municipio”.

Y aunque sospechan del combo de los ‘Mondongueros' –con control sobre cinco puntos que limitan con Bello– no descartan la participación de los locales como los ‘Triana’, ‘Chatas’ o los ‘Pachelly’.

“En La Florida no hay presencia de bandas, por ello creemos que son de Medellín. Éstos aprovechan la ausencia de otras estructuras para delinquir allí”, asegura sin dejar de reiterar a la comunidad la necesidad de que colabore en el esclarecimiento del crimen.

Por su parte, la universidad Eafit realizará una misa el próximo viernes en memoria del joven estudiante, donde aprovecharán para exigir justicia.

Mientras esto sucede su madre no deja de recordar las últimas palabras que escuchó de su hijo cuatro horas antes de su muerte: “Mamá que la virgen la acompañe. Hoy no me voy a demorar”.

REDACCIÓN MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.