Cumbre del G8, sin acuerdo sobre guerra en Siria

Cumbre del G8, sin acuerdo sobre guerra en Siria

Se busca impulsar conversaciones de paz en Ginebra. Coinciden en que economía mundial ha mejorado.

notitle
17 de junio 2013 , 10:43 p.m.

La cumbre de los países más industrializados del mundo (G8) comenzó este lunes en el exclusivo hotel de Lough Erne, dominada por las diferencias sobre el conflicto de Siria.

Los jefes de Estado y de Gobierno de EE. UU., Reino Unido, Alemania, Japón, Francia, Italia, Canadá y Rusia estarán reunidos hasta este martes en Irlanda del Norte.

El inicio de la cumbre del G8 evidenció la preocupación por el conflicto en Siria entre partidarios y detractores del régimen de Bashar al Asad. Tras una larga reunión bilateral, el presidente ruso Vladimir Putin y su par estadounidense, Barack Obama, señalaron que persisten sus divergencias sobre la solución al conflicto de Siria, pero que es preciso que las partes enfrentadas negocien y subrayaron que comparten el interés de poner fin a la violencia.

“He tenido una conversación con Putin sobre la tragedia que se está viviendo en Siria. Compartimos que hay que reforzar la cooperación en este asunto”, dijo Obama al término de la reunión, mientras que Putin insistió en que ambos “queremos parar la violencia y que las dos partes se sienten a negociar”. Con este mensaje aumentan las posibilidades de que se puedan lanzar unas conversaciones de paz próximamente en Ginebra, un planteamiento que también respalda la Unión Europea.

Sin embargo, los líderes de las dos superpotencias se mantienen en sus posiciones. Mientras Estados Unidos asegura que hay evidencias de que el régimen sirio utilizó armas químicas contra los rebeldes y dice estar dispuesto a suministrar armas a la oposición siria, Rusia mantiene su rotundo rechazo a una zona de exclusión aérea sobre dicho país por considerar que viola el derecho internacional; y también a cualquier intento de Occidente de suministrar armas a los rebeldes.

En la primera sesión plenaria del G8 los líderes trataron también sobre el estado de la economía mundial y coincidieron en que se encuentra en mejor situación que en la reunión de hace un año en Camp David (EE. UU.) si bien siguen los riesgos. Las perspectivas de la economía global siguen siendo “débiles” pero los “riesgos a la baja” han remitido gracias a las iniciativas tomadas en las grandes áreas monetarias del G8 (Eurozona, Japón y EE. UU.) y a la “resistencia” de las economías emergentes, señalaron.

Según Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo, la Eurozona ha superado “la amenaza existencial” que pendía hace un año sobre la moneda única, y la Unión Europea (UE) puede asegurar a los países del G8 que su situación económica ha mejorado desde entonces.

Poco antes de que comenzara el encuentro, Obama, Cameron y los representantes de la UE anunciaron el inicio oficial en julio de las negociaciones de un tratado de libre comercio entre EE. UU. y la UE, que podría tardar dos años en concluirse.

La apretada agenda del G8, que continúa y finaliza este martes, incluye debates sobre la liberalización comercial, la lucha contra el terrorismo, la transparencia y el combate contra la evasión fiscal.

EFE

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.