Creciente descontento hace desbordar protestas en Brasil

Creciente descontento hace desbordar protestas en Brasil

Decenas de miles de manifestantes marcharon el lunes. Piden inversión. Aparecen los 'indignados'.

17 de junio 2013 , 08:55 p.m.

Medios en Brasil reportaron una masiva protesta alentada por el extendido descontento social ante la ineficiencia de los servicios públicos, la violencia policial y la corrupción al interior del Gobierno. (Vea acá imágenes de las protestas).

Las marchas, organizadas en su mayoría mediante campañas en redes sociales, bloquearon las calles y detuvieron el tráfico en más de media decena de ciudades, entre ellas Sao Paulo, Río de Janeiro, Belo Horizonte y Brasilia, donde los manifestantes pasaron junto al Congreso y el Palacio Presidencial.

Pese a ser pacíficas y desplegarse como una muestra festiva de descontento, las manifestaciones del lunes fueron las más recientes de una serie de protestas en las últimas dos semanas que se han sumado a la preocupación por la lenta economía del país, la elevada inflación y un alza en los delitos violentos.

Las marchas comenzaron este mes con una pequeña protesta en Sao Paulo contra un pequeño aumento en las tarifas del bus y el tren subterráneo. Las protestas inicialmente fueron criticadas por gran parte de los brasileños de clase media, luego de que manifestantes rompieran vitrinas comerciales, cometieran destrozos en estaciones del sistema subterráneo y de buses en una de las principales avenidas de la ciudad.

No obstante, el movimiento ganó apoyo rápidamente y se extendió a otras ciudades luego de que la policía utilizara una fuerza excesiva para reprimir a manifestantes. La mayor represión se vio el jueves en Sao Paulo, cuando la policía disparó balines de goma y gases lacrimógenos en enfrentamientos que dejaron más de 100 heridos, incluyendo 15 periodistas, entre los cuales algunos dijeron que fueron atacados deliberadamente.

Las protestas han ganado impulso en momentos en que Brasil es anfitrión de la Copa Confederaciones de fútbol, un ensayo antes de la Copa del Mundo del próximo año. El Gobierno espera que estos eventos, junto con los Juegos Olímpicos del 2016, muestren al país como una potencia emergente en el escenario global. Brasil también se prepara para recibir a más de 2 millones de visitantes en julio, cuando el Papa Francisco realice su primer viaje al exterior para un encuentro de la juventud católica en Río. (Lea: El 'manual de conducta' de los indignados brasileños).

Ante el contraste con los miles de millones de dólares que han salido de las arcas fiscales para construir nuevos estadios con el lamentable estado de los servicios públicos de Brasil, los manifestantes utilizan la Copa de Confederaciones como contrapunto para amplificar sus preocupaciones. La competencia tuvo un remecido comienzo esta semana, cuando la policía se enfrentó con manifestantes fuera de los estadios en los partidos inaugurales en Brasilia y Río de Janeiro.

"No deberíamos estar gastando dinero público en estadios", dijo una manifestante en Sao Paulo que se identificó como Camila, una agente de viajes de 32 años. "No queremos la Copa. Queremos educación, hospitales, una vida mejor para nuestros niños", agregó. La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, quien ha disfrutado de un alto índice de aprobación desde que asumió el cargo el 2011, recientemente comenzó a decaer en las encuestas de opinión. Pese a que las protestas han ganado terreno, no parecen reflejar un gran declive en el apoyo a la mandataria, aunque Rousseff fue abucheada el sábado en la inauguración de la Copa Confederaciones.

REUTERS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.