Editorial: Otra vez la vivienda

Editorial: Otra vez la vivienda

16 de junio 2013 , 07:51 p.m.

El Gobierno Nacional y la Alcaldía de Bogotá han vuelto a protagonizar un duro rifirrafe en relación con la construcción de vivienda en la ciudad y el cumplimiento de las metas que cada uno se ha trazado para atender la creciente demanda de cientos de miles de familias que reclaman un techo digno.

Durante las últimas semanas, prácticamente no ha habido pausa en el reproche mutuo sobre los niveles de ejecución de vivienda de interés prioritario (VIP) o el cumplimiento de los compromisos adquiridos por ambas administraciones. Ni siquiera existe una aproximación a la suerte que han corrido las iniciativas de casas gratis ofrecidas por el Ejecutivo.

Por el contrario, las declaraciones se han dado en tono desafiante, con descalificaciones en no pocas ocasiones de unos y otros y con acusaciones mutuas de estar maquillando las cifras reales sobre la actividad edificadora tanto a nivel nacional como a nivel local.

Según el Ministerio de Vivienda, a la Alcaldía le ha faltado gestión, impone demasiadas trabas a los constructores y con ello genera inseguridad jurídica; advierte que la falta de oferta está obligando a la gente que vive en Bogotá a irse a buscar casa a los municipios vecinos, como Soacha, y que la ciudad pasó de representar el 44 por ciento de la construcción en el país al 18 por ciento hoy, mientras que el mercado de VIP cayó en la capital del 35 al 5 por ciento.

Para la entidad distrital respectiva –la Secretaría de Hábitat–, el Ministerio no solo desconoce los avances que ha habido, sino que ha bloqueado proyectos de interés prioritario, ha demorado la información sobre subsidios y en no pocos casos ha sido la falta de gestión del ente nacional la que ha evitado mejorar los guarismos de VIP. Y agrega que la caída del sector no es solo un problema de Bogotá, sino de todo el país, como dijo el alcalde Gustavo Petro en entrevista con este diario.

La más reciente polémica entre las partes ha corrido por cuenta de las casas gratis. El Ministerio sostiene que los terrenos que entregó Bogotá están en los extramuros de la ciudad, donde el propio Petro ha dicho que no debería construirse vivienda, y que varios de ellos tienen problemas de impuestos, servicios, sobrecostos, etc. La Alcaldía, que sin duda ha sido poco diligente y hasta renuente en este asunto, sostiene lo contrario.

El hecho es que el rosario de reclamos podría extenderse sin que se vislumbre una solución de fondo, urgente para una ciudad que registra un déficit habitacional cercano a las 300.000 unidades. En tal sentido, el palacio Liévano debería entender que su responsabilidad es reducir el faltante y no enfrascarse en polémicas que no terminan.

Así, lo que procede es un acercamiento, tal como ocurre en materia de seguridad, pues, con cada día que pasa, Bogotá se expone a un escenario preocupante a la hora de dotar de vivienda a sus residentes más pobres.

Por ejemplo, ha hecho falta una política más vigorosa para adquirir tierras que aseguren el futuro de los nuevos habitantes de la capital, y no satanizar terrenos, como se hizo con el occidente; todas las apuestas se han concentrado en el centro ampliado que propone el Plan de Ordenamiento Territorial, con los riesgos que ello conlleva, entre otros, el costo del suelo. Hoy, la vivienda popular es mucho más cara en la capital que en cualquier municipio vecino.

Acelerar los planes parciales que existen –donde parece haber coincidencia– ayudaría bastante. Claro, siempre y cuando el debate técnico y responsable se imponga a la alharaca política.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.