A la espera de gestos del nuevo presidente iraní, Hasan Rohani

A la espera de gestos del nuevo presidente iraní, Hasan Rohani

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, recordó que Rohani llamó a Israel "gran Satán sionista".

notitle
16 de junio 2013 , 05:50 p.m.

Un día después de festejar la sorpresa de la elección como presidente del clérigo reformista moderado Hasan Rohani, los iraníes meditan sobre si podrá avanzar en la apertura política y mejorar la economía, mientras desde el extranjero piensan en las perspectivas que se abren.

Para gobernar y cumplir sus promesas de mejorar la economía, los derechos civiles, la situación de la mujer y la política exterior, Rohani tendrá que contar con la aquiescencia del líder supremo, el ayatola Ali Jamenei, que tiene siempre la última palabra y controla directamente las relaciones exteriores y la cuestión nuclear.

“Si no queremos violencia, sólo mediante los reformistas podemos conseguir el cambio”, dijo el domingo Nasia, una profesora universitaria iraní que considera que Rohani, “un clérigo del régimen islámico, puede ser un paso hacia una auténtica democracia sin tutela religiosa (...) Era cuestión de elegir entre lo malo y lo peor”.

Para un diplomático de la Unión Europea, que pidió el anonimato, “Rohani es la opción que parece más favorable a nuestros intereses, en el sentido de que por su influencia en Jamenei, podría propiciar un cierto acercamiento a Occidente y aliviar las sanciones internacionales, lo que tendría un inmediato efecto favorable sobre la debilitada economía del país. Ahora, Irán tendrá que adoptar “una línea nueva en las conversaciones nucleares con las potencias”.

Israel ve las cosas un poco diferente. El primer ministro, Benjamin Netanyahu, recordando que meses atrás Rohani llamó a Israel “gran Satán sionista”, exhortó a “no caer en engaños”: “La comunidad internacional no debe quedar atrapada por sus deseos, tentándose a aliviar la presión sobre Irán para que ponga fin a su plan nuclear”, advirtió, y recordó que si Rohani fue candidato fue porque Jamenei lo aprobó mientras dejó fuera a otros que no consideraba acordes con su visión.

Ya el sábado, la Cancillería israelí publicó un comunicado señalando que “después de las elecciones, Irán seguirá siendo juzgada de acuerdo a sus acciones, tanto en lo nuclear como en el tema del terrorismo”.

Por su parte, el presidente de Israel, Shimon Peres, adoptó un tono totalmente diferente, declarándose “seguro” de que “las políticas de Rohani serán mejores”.

En un punto intermedio se ubicó la exministra de Exteriores y hoy titular de Justicia, Tzipi Livni: “Es correcto que para los iraníes Rohani es moderado, pero nosotros necesitamos ver si sus acciones también lo son”.

Jana Beris
Corresponsal de EL TIEMPO
Con Efe y AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.