Los bienes de Silvia Gette en la Florida

Los bienes de Silvia Gette en la Florida

La exrectora de la Universidad Autónoma del Caribe deberá dar cuentas de 13 predios en Miami

notitle
15 de junio 2013 , 09:49 p.m.

Además de tener en su contra un proceso por el homicidio del ganadero Fernando Cepeda y otro más por intentar sobornar a los asesinos, la exrectora de la Universidad Autónoma del Caribe Silvia Gette tendrá que explicar ahora el origen de un puñado de bienes que le aparecieron en Miami.

Las adquisiciones fueron realizadas entre 1995 y el 2000, cuando se desató una guerra interna en el alma máter por la llegada de esta argentina como coordinadora artística.

En esa época, la entonces espigada rubia, de 30 años, había renunciado a la compañía de baile Pepe Bronce, un show ambulante para adultos que llegó a la Costa en los 80 y en donde era la artista más destacada. De hecho, aún hay fotos y videos de ella vestida con lentejuelas y plumas.

Esos antecedentes y su romance con el fundador de la Autónoma, Mario Ceballos –que bordeaba ya los 60 años–, dividieron a la institución.

La tensión llegó a tal punto que, en 1995, Gette denunció a su hijastra, María Paulina Ceballos, y al esposo de esta, Fernando Cepeda, por estar, supuestamente, detrás de una campaña difamatoria en su contra.

EL TIEMPO estableció que, ese mismo año, Gette empezó a adquirir costosas propiedades en la Florida.

Según la Oficina de Registros de Miami Dade, primero compró el lote número seis en las casas de campo del lago Meadow. Y dos años después, hizo otra compra a su nombre y al de Kalamari Invest Corp.

La empresa, que aún permanece activa, fue registrada por ella misma el 10 de octubre de 1996, cuando aún era coordinadora artística de la Autónoma.También había hecho varias apariciones en el programa Caribe alegre y tropical, que esa universidad tenía en Telecaribe. Y luego tuvo sus propios espacios: El show de Silvia y Risas y lentejuelas.

Correo electrónico

Un año después, en 1997, a través de Kalamari Invest, adquirió cinco predios en sociedad con Mario Ceballos, que, para la fecha, ya había formalizado su relación con la bailarina. En total, hay cuatro predios en los que Gette o su firma son titulares y nueve en los que aparece Ceballos.

Mientras la argentina iba de compras a Miami, testigos dicen que pagaba sobornos para sacar del camino a su hijastra y al esposo. Buscaba que los condenaran por concierto para delinquir, por querer atribuirle a ella varios delitos.

Pero, en 1999, un juzgado los absolvió y las compras de Gette en el exterior –que incluían finca raíz, joyas y lujosos vestidos– aparentemente cesaron. No obstante, investigadores tienen en su poder un correo electrónico en el que un amigo de Mario Ceballos asegura que él le confesó que tenían más de 40 bienes en Miami, algunos a nombre de una amiga de apellido Díaz Granados y de Garden Village Invest Inc.

EL TIEMPO rastreó los nombres y aparecen adquiriendo cuatro propiedades con Gette, a principios de los noventa.

A mediados del 2003, tras la muerte de Mario Ceballos, la argentina se convirtió en rectora de la Autónoma, y el tema de los bienes en Miami pasó a un segundo plano.

Ese mismo año, el esposo de su hijastra fue asesinado de un balazo en la cabeza, mientras conducía su carro. Desde entonces, Gette quedó reinando en la Autónoma y logró obtener un cartón de abogada en una universidad vecina.

Bienes en Colombia

Pero la suerte le cambió en el 2011, cuando el paramilitar Édgar Ignacio Fierro, ‘don Antonio’, dijo que sus pistoleros ejecutaron a Cepeda por solicitud de Gette, quien les pagó 150 millones de pesos.

Alias ‘28’, otro paramilitar, aseguró que también quería asesinar a su hijastra, María Paulina Ceballos, “la verdadera piedra en el zapato”.

Y aunque la prioridad es esclarecer el crimen de Cepeda, la familia de Mario Ceballos e investigadores buscan establecer qué pasó con esos predios en la Florida. Además, saber de dónde salió el dinero si al momento de las compras su sueldo era modesto. El Ministerio de Educación también está interesado en esas respuestas, porque Gette y su familia le deben a la Autónoma 4.000 millones. Y a nombre de la universidad también hay inversiones en Miami.

En Colombia ya se le localizaron varios apartamentos que Gette traspasó en enero, días antes de ser capturada.

EL TIEMPO buscó a familiares de la exrectora y a directivos de la universidad para que despejaran esos interrogantes, pero nadie contestó.

Por ahora, la defensa de Gette insiste en que no tiene que ver con el crimen de Cepeda, en que los ‘paras’ la extorsionaban y en que ella está en delicado estado de salud.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.