Alerta por posibles fraudes con los comparendos en Bogotá

Alerta por posibles fraudes con los comparendos en Bogotá

La Contraloría le pide a la Fiscalía que investigue la base de datos de Movilidad.

notitle
15 de junio 2013 , 07:30 p.m.

Un verdadero desorden se acaba de descubrir en el manejo de la base de datos de los comparendos de tránsito en Bogotá. La situación es tan delicada que la Contraloría Distrital ya le pidió a la Fiscalía que investigue las irregularidades ante el temor de una ‘mano negra’ que puede estar manipulando el sistema.

Los investigadores encontraron, por ejemplo, que con un solo recibo se soportó el pago de más de una multa. La revisión fue hecha en los archivos de los años 2001 al 2011 y se encontraron irregularidades por este motivo en 43.305 registros.

En total, solo por esta causa, la ciudad dejó de recibir en ese período la suma de 5.823 millones de pesos, según un informe reservado enviado al fiscal general, Eduardo Montealegre, y conocido por EL TIEMPO.

Por ejemplo, con la consignación bancaria 522211, del 31 de marzo del 2011, se pagaron dos comparendos que correspondían a ciudadanos distintos: uno por 268.800 pesos y otro por 133.900 pesos. “Cada multa debe tener su consignación respectiva”, explicó un investigador.

Otro caso es el relacionado con el recibo 502827: se usó para pagar cuatro comparendos de cuatro personas diferentes: tres por 133.900 pesos y uno por 401.700 pesos. Pero no es todo. La Contraloría detectó 1.210 multas a personas sin cédula y que finalmente se relacionaron con una persona llamada de manera ficticia ‘Clemencia Uribe’, por 323 millones de pesos.

Igualmente, en 4.262 multas (por 1.046 millones de pesos) no se encontró el nombre del infractor, “lo que dificulta e imposibilita su cobro”, según la Contraloría.

Asimismo, el informe concluyó que en 1.936 comparendos, por 351 millones de pesos, aparecieron infractores identificados con cédulas de ciudadanía inexistentes.

La Contraloría consideró “vulnerable” el Sistema de Información Contravencional (Sicon), en manos de Movilidad. De hecho, durante la auditoría, un ingeniero logró acceder, desde su casa, a la base de datos.

“Nos preocupa que estén sucediendo cosas oscuras e indebidas. Hay un hueco en las finanzas públicas por comparendos que no se cobran por este tipo de irregularidades”, advirtió el contralor distrital, Diego Ardila.

La plata recaudada por los comparendos se destina a Movilidad, a la Policía de Tránsito y a campañas de pedagogía sobre seguridad vial en una ciudad en la que hubo 180 muertos por accidentes de tránsito en los primeros cinco meses de este año. En Bogotá circulan 1’387.000 carros particulares y, en promedio, se imponen unos 52.000 comparendos al mes (tanto manuales como electrónicos) y se recaudan 10.000 millones de pesos mensualmente.

¿Qué dice Movilidad?

El secretario de Movilidad, Rafael Rodríguez, reconoció algunas dificultades que venían presentándose con la base de datos, explicó que se han tomado medidas para blindar el sistema y pidió a las autoridades que investiguen a fondo si hay una ‘mano negra’. Recordó el caso de un exsecretario de Movilidad que, antes de posesionarse, fue abordado por un intermediario que se ofreció a borrarle un comparendo.

Funcionarios de la entidad señalaron que, en el caso de los recibos que soportan el pago de más de una multa, se cometieron errores en la entrega de la información a la Contraloría Distrital. “No fue clara y no estuvo explicada”, admitieron.

Ellos no descartan la presencia de una mano criminal. No obstante, manifestaron que es posible que existan coincidencias en los números de las consignaciones y las transacciones bancarias y que –para despejar las dudas– se tendrían que revisar los detalles de todos los pagos, como las horas y las sucursales de las oficinas, entre otras variables. “Los números no se pueden leer de manera aislada”, señalaron.

La Contraloría se apartó de esta explicación y por eso acudió a la Fiscalía, pues considera que hay posibilidades de un fraude a gran escala.

En cuanto a las cédulas inexistentes, la ausencia de los nombres de los infractores y los comparendos reportados a un nombre ficticio, en Movilidad dijeron que ello obedece a errores en las anotaciones de los policías, a un mal uso del sistema Sicon por parte de las personas encargadas de la digitación y a fallas de la plataforma.

Por eso, el Distrito explicó que puso en marcha un plan de mejoramiento, que incluye un código de barras para controlar los pagos, pero la Contraloría fue tajante al advertir que el sistema de comparendos de Bogotá “no es seguro” y debe ser cambiado cuanto antes.

YESID LANCHEROS
Redactor de EL TIEMPO
yeslan@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.